Vigencia del necropatismo

La sociedad global esconde en su vigencia una conducta proliferante hacia el necropatismo, el apasionamiento mercantilizado hacia el extremo mortal de la especie. La razón como instrumento de la especie, el conocimiento, los logros científicos han sido desvirtuados en vías de la conquista desigual del tiempo y el espacio convertidos en escenario de los impulsos de muerte ajenos al grueso civil. El desequilibrio social en todos los órdenes ha conquistado el tejido entero de la sociedad global y la polarización derivada de la urdimbre desajustada del proyecto global pone en jaque las pretensiones del humanismo vaticinado en la era informática: una serie de ismos desfavorables y aparentemente superados vuelve a la escena como portavoces de un ethos radicalmente manchado de pretensiones vitales falsas. Racismo, clasismo, sexismo, etnicismo, fanatismo, nacionalismo, chauvinismo, localismo, son algunos de los más evidentes. ¿Hay alguna salida a estas prácticas destructivas? Si bien el fondo del iceberg es más tétrico de lo que realmente sabemos la construcción de una salida decorosa y humana al impulso necrópata no puede sustentarse en un amor fati ni tampoco en la ceguera fundamentalista. Con esto quiero decir que la salida al necropatismo no puede traducirse en una vía polar a él, no se trata, por tanto, de establecer un biopatismo opuesto. Más bien se trata de ejercer una conciencia antagónica a los ismos para evitarlos y conciliar la construcción de la tradición crítica junto a la escena emergente. Para esto debemos comprender que no estamos en los planes de los líderes ni dirigentes, que no somos parte del gran proyecto a escala global, que nos encontramos víctimas de una maquinaria con lógica propia en donde nos es posible, únicamente, insertarnos con la finalidad de sobrevivir, en principio. Toda propuesta queda sesgada por la nulidad de lo alterno en términos de la realización de un proyecto humano independiente del negocio de la muerte en todos sus niveles y facetas.

necropatismo1.1.1

La ciudad textualizada

golpe de ciudad textualizada

Would you love him?

His soul has no shape

in the hell that his memories complete

and he cannot even cry

until the sunset time of the pallid seed.

He felt once in a lifetime

that light was the essence of  everything.

But he knew the darkness and he knew the suffer

of living in a small room with a tight window

and a tight view with a false blood and a false face

with a single pain above his body and his shame

of being a single in love man.

He grew up with sorrow

and feeling loneliness all around

maybe he never loose his smile

but he lost his love and his peace

he lost his though and his sense

once in a lifetime

when he knew a girl

one single terrifying night.

Now it’s too late for heal

because the hungry flows of nothingness

appears inside him and nobody can rescue

the shining of his inner sun

that childhood shining voice

of tenderness and corn

of happiness and joy.

Which hell is inside him that colapse his sight?

He just remember he was a boy

he went to school

believing in love

that magic feeling

that fill it all.

He used to play the guitar and wrote

poetry attempts with music soul.

Suddenly a mysterious air pass through him,

that spring night that changes his mind,

and cross his head,  and change his soul, and aim his body

into a destructive energy and feeling, into an evilness fight

between the woman images he saw

and the inner destruction of him and his world.

Suddenly he change and he decides to pay attention to dead.

And the dead were near him and one single hell arose inside him.

And he started to suffer and he begun to watch

the darkness and the pain and the sorrow and the hate

as his natural skin, as his medium to fulfill

his destructive way of live, his impatient fantasy

unforgivable of delay

the biggest ache he never felt.

Ten years today

a life without strength, his soul

is ending badly and he cannot forget

that girl

that danced at night

that broke his ear

that touch his sight

that made him miserable

that he never met.

It’s just a tale

you would say.

He is alive waiting to be take

of a single loving woman

that can make him transcend

all those years of sorrow and disgrace.

Would you love a man like him?

Would you be interested to be

a piece of heaven for one single man

that can’t forgive.

Would you know him?

Would you hear him?

Would you love him?

Please don’t tell

the sequence of regret

would you love this man?

 

 

 

Paul Ricoeur quote

“Con la escritura, las cosas comienzan a cambiar; y no hay  situación común al escritor y al lector; al mismo tiempo, las condiciones concretas del acto de mostrar ya no existen. Sin duda, esta eliminación del carácter mostrativo u ostensivo de la referencia hace posible el fenómeno que llamamos literatura, donde toda referencia al mundo dado se lleva hasta sus condiciones más extremas esencialmente con la aparición de ciertos géneros literarios, generalmente ligados a la escritura , pero no necesariamente tributarios de la escritura. La función de la mayor parte de nuestra literatura parece ser la de destruir el mundo”

Del Texto a la Acción Ensayos de Hermenéutica II/Fondo de Cultura Económica/2004

 

De Poemas ontogenéticos Garbage en las rocas

Garbage en las rocas

 

Soy un bebedor que frecuenta

el bar de las vidas desperdiciadas

eligiendo diferentes bebidas emotivas.

Voy llenando mi sangre con recuerdos ajenos.

 

Deambulan por mis neuronas

las podridas frases de mis padres,

aquellas que aprendieron de mis abuelos

y que impregnan el ambiente con su fétida esencia.

 

“¡Basura en las rocas!”, le pido al cantinero.

Un bebistrajo alcohólico urgente.

Desperdicio, suciedad, cotidianos, comunes.

“¡Basura en las rocas, por favor!”

 

Disponible en la sección en Scrib: https://romulaizerpardo.com/en-scribd/

Micro 7

La garrafa es tu sonrisa

y bebemos de ella

cada noche.

Luna pedazo de belleza.

Año en tuerca

Así la trenza de la vida

la rosca

la herramienta llamada llave

los asideros y óxidos de los años.

La instancia mecánica aceitada de vivir.

Engranajes y pistones que abarcan 365 razones.

El aceite es la memoria y la tuerca es este verano.

La sustentabilidad del despojo

La era neoluminosa extiende por sus dominios todo un conjunto de prácticas y modelos sociales y culturales que abarcan multiplicidades complejas, conjuntos estos que se localizan determinados por corrientes sociovirtuales y que inscriben una longitud escénica pertinente. Mucho más que los mass media, en su afán comunicativo, la era neoluminosa es una era donde los recursos simbólicos avasallan el tradicional y modernista impulso constructivo de la crítica para dar píe a una diaspora temporal que permite la comprensión parcializada y focal de corrientes y actividades: ya no es abarcar un pensamiento unitario sino inspeccionar los niveles especializados de los informes y registros de eventos, tendencias, ideas, actos, etcétera. El despojo en esta imposibilidad unitaria, sistemática, consiste en una distribución de los mecanismos que deterioran los nexos y vínculos sociales en aras de proporcionar una fantasía irreal de lo obtenido. Ese despojo se vincula directamente con el ejercicio del dominio neoluminoso: tener acceso a la información es mucho menos que un derecho y mucho más que una manera estratégica de establecer patrones políticos jerárquicos. En esta usurpación del tiempo, de la integridad en la recepción comunicativa, la vía humanista promueve la participación colectiva y comunitaria que en muchas ocasiones no se traduce en una vivencia virtual pero que también puede ejercerse en los terrenos del espacio internáutico.

Canción del año 2001

Hace 14 años que no sé mucho de ti pero hace 4 creo que te ví en un Table dance e incluso nos tocamos

Torpeza llamarte amor

cuando fuiste la crisis abierta al duelo

torpeza gritar te amo

si no fuimos un beso jamás.

Torpeza creerte vida

cada vez que sigues matándome.

Torpeza mía seguir sintiendo que volverás por mi.

Los prefieren machos

El mundo no va cambiar por los machos de televisión ni será diferente por ser diferentes los machos obreros. Seguirá habiendo guerras, sex symbols, grandes fraudes, y los machos conductores de porsches y lamborghinnis no sabrán que los machos lectores también conducen pero un fiat o un chevrolet. Los humanos no cambiarán ni lograrán un mundo mejor, por eso seguirá habiendo machos deportistas, y en los escombros cotidianos de la miseria y la tristeza no esconderán sus pretensiones musculosas: y los machos poetas negarán en versos su machismo. Las mujeres aquí los prefieren machos. Esos hombres de portada, esos gentleman, nada van a cambiar, esos seductores deportistas, que matan deportivamente, o mejor aún aquel que va en un coche del año, no va a cambiar nada. Las mujeres aquí los prefieren machos. Los de azotea no niegan su gusto por los escotes ni por el dinero y los machos pepenadores tienen colecciones de revistas porno de adolescentes y viejos que se arrepintieron de su lujuria frustrada. Hombres, eso quieren las mujeres. Y algunos hombres y transexuales también. Los machos de esquina también son machos trabajadores.  El trabajo, el dinero, el músculo, el cerebro, el poder, el prestigio. El primer macho fue Dios. Todas las mujeres prefieren a los machos aquí. No es macho el que no es violento ni lo es el que siente. No es macho el que no pelea ni el que prefiere el silencio a un auto deportivo. No es  macho el que acaricia sino el que golpea y mata y porta una colt calibre 22. No es macho el que calla ni el que piensa sino el que exhibe portentoso. También en mi país a las mujeres les gustan los machos: poderosos, gentiles, masculinos, dominantes. Va todo junto y amalgamado, ellas los prefieren machos. Y si no eres macho… ¿qué pasa?

one free macho

 

Groove latino 3.2.5

Sala de cine

Una fila no muy larga. Una sala de cine. Todos jóvenes. Hombres y mujeres. Por ahí quizá algún visitante más allá de los 30 pero nunca más allá de los 50. Vestidos ordinariamente. Todos, ahí. Una sala de cine donde no se venden alimentos. La amplitud del lugar y las butacas cómodas. Ella de ojos grandes y pechos redondos, curvilínea. Él barbado, con frac y anteojos. Todos formados aguardan la señal para ingresar a la sala de cine. Entran lentamente. Antes de ingresar deben desnudarse. Uno por uno se retiran sus prendas, se deshacen de sus ropas en la antesala. Retoman la fila. El boletaje está numerado pero cada quien tiene un sitio según ha ido llegando al lugar. Desnudos entran y toman sus localidades. Se hace una obscuridad como de noche de tormenta y empieza la función.

Ella está sentada junto a él. La proyección inicia. Con la luz que se refleja él voltea a verla y le pregunta sí en el clímax puede hacerlo con ella. Ella menea su cabeza afirmativamente, lo toma de la barba, y le da un beso mientas con su mano toma su pene un momento. Él tiene una erección pasajera. Se separan y vuelven su vista a la pantalla. Una sala de cine, una multitud desnuda, reunidos ahí para tener sexo.

La película llega a su clímax y ella y él vuelven a tocarse. El resto de los concurrentes ha escogido también a su pareja, que por lo común es en este tipo de reuniones la persona del asiento contiguo. Luego empieza la sinfonía de gemidos. La ternura se desborda. Todos son un estrépito de caricias y apasionados besos. Hacen lo suyo. Él a media luz toma sus senos y la sienta en su falo. Ella dándole la espalda se mueve de arriba a abajo, como haciendo flexiones. Voltea y lo besa, mientras siente las manos de él en su pechos que la aprietan. Todos han elegido posiciones distintas, pero todos y todas se retuercen en la gimnasia amorosa. Después llega la quietud y el descanso.

Pasan los créditos. El director es el mismo de la última vez. Sus películas son muy lentas. Pero sirven para la ocasión. Los asistentes se incorporan y lentamente se dirigen a la antesala por sus ropas. Una vez vestidos la congregación se diluye. Él con su frac sale a la calle y se dirige a la esquina. Ella lo reconoce afuera. Sin pensarlo corre hacia él. Lo detiene. Él voltea. Ella lo besa, toma sus manos y las coloca en sus senos, sobre su blusa. Él le dice que la función ya termino. Ella lo sabe. Le da otro beso y le recuerda -te veré aquí mañana-. Se despiden y toman direcciones opuestas. La próxima función quizá tengan otra pareja.

La saturación como valor predominante en el infierno global

Más allá de cifras oficiales la multitud global y sus haceres, su devenir, su registro de actividad, bajo ese panel de control llamado comunicación, puede cifrarse en el hecho de la saturación. La saturación incluye una amplitud espectral que rompe los linderos de lo abarcable para abrir rutas de accesos parciales. Cúmulos y bloques completos de eventos, hechos, personas, expresiones, noticias, pasan de largo en un evidente sesgo interminable. Lo local, lo regional, lo nacional, lo trasnacional, epicentros dislocados como galletas remojadas en una tasa de café, han perdido su valor de uso para brindar un valor de cambio infértil y esteril siempre que la sincronicidad de los hechos se ha roto para dar píe a una diacronicidad instantánea e insoluble. Y cuando hablo de lo diacrónico y lo sincrónico no sólo pienso en la noción estructuralista, aunque predomina. Es decir, lo sincrónico como eso que ocurre en un tiempo detenido, en un momento concreto. Y lo diacrónico como lo que se mueve en el tiempo. Por ende, lo fijo, lo presente, ya no es capturable o registrable, sino que se ha convertido en una diacronía, en un devenir, microregistrado. La posible fenomenología del tiempo en el infierno global, y es un infierno por lo abigarrado del amarillismo y el morbo, deberá considerar los accidentes de la micro narrativa y del macro proyecto donde son ejecutadas las escenas diarias del actuar infinitesimal humano.

Colapsante

Agregad cuchillos en vez de azúcar

y cortad la aberración nombrada tedio

os queda bien el papel de suculenta Afrodita

pero cortad

cortad la aberración

nombrada tedio.

Sacudid el azúcar en su costal

cortad el tedio

cuchillos agregad al espejo

fortaleza de cañerías y goteras

cortad os pido la cuerda del tedio.

 

ribeyeurbano

La sección en Scribd

Dispongo algunos de mis textos más acabados en mi perfil de Scrib. La sección del blog irá rotando de material mes con mes para dar a conocer lo que ahí tengo colgado y que está en busca de editor.

Saludos a la audiencia y gracias por sus visitas.

 

Mi perfil de scribd es: http://es.scribd.com/romulaizerp

 

Romulaizer Pardo

En busca de editor mi primer novela: sinopsis de acercamiento

Pongo aquí una sinopsis de mi primer novela la cual estoy buscando editar y publicar. La novela está disponible en mi perfil de Scrbid.

Micro 6

Imagen torcida

lenguas

azules prados marinos

paisaje de un beso con los ojos cerrados.

darkbluewall

Teorema de ausencias

Los cristales sucios del amor

empeñados con la fritanga erótica

encima de la paradoja sentimental

igual que un árbol partido por un rayo

mas el rayo como fósil poderoso

somos nosotros en ciudades distintas

con personas diferentes

y el árbol en llamas

somos nosotros

y el rayo somos nosotros

y algo dejamos encendido pero se va

con la marcha del viento y las cenizas esparcidas.

Si un día pensáramos algo más que tres recuerdos

seguramente nuestras caricias enlatarían sus tristezas.

Camino a la oficina es ya demasiado tiempo y escupo tu imagen.

Ninguna mañana lluviosa me había costado tanta paciencia.

hotmaniki

 

The evidence of my sin

FlyerAcidOz

A verse to no one

Hidden in a dark flow

the image of one kiss

one lips, one sight, one love.

The time has gone

with this darkness fulfilling,

with those collapsing feelings

around the corner of loneliness,

and these unreached tenderness

of everything that it is covered

by the shadow of a dream.

 

Evidencias longitudinales de una catástrofe duradera

La sobrevivencia en tiempos de crisis parece ser una esfera cristalina de fácil quiebre. Las tendencias del neoliberalismo y la tecnocratización de la vida son una forma ramplona de encuadrar los daños vigentes de la actividad humana en todos los niveles. El impulso depredador y la rapiña en todas sus facetas mantiene la vigencia del debate sobre una dudosa naturaleza humana. No es por tanto gratuito el abigarramiento y endurecimiento de las tradiciones y dogmas, de las ortodoxias y fanatismos más cruentos y cegadores: religiones, partidismos nacionalistas, racismo, sexismo, etnocentrismo, neocomunismo y neoanarquismo entre los que son más evidentes en la orbe global. La crisis en su acepción más cercana puede traducirse como un tiempo de dificultades exacerbadas que para ciertos sectores de la sociedad resultan oportunidad y para otros una constante desventaja. El respaldo del proyecto global de humanidad se ha desmoronado en los asideros posibles de una debacle fractálica de injusticia, desigualdad, abandono y pobreza. El hecho puede mostrarse en una dualidad estructural cuyos polos son la lucha antisistema y la salvaguarda del sistema mismo, con toda una tonalidad de posturas y de prácticas tanto políticas como económicas, culturales y sociales, de donde la polaridad constitutiva del globalismo puede traducirse en la democratización de la esclavitud per se en todas sus dimensiones: psíquicas, creativas, económicas, productivas, ideológicas, estéticas, narcóticas. Pienso por tanto en los ejes articuladores de este momento de crisis y no puedo sino asimilar una barbarie narcoléptica y narcotizante, un influjo contundente que supera la ilusión civilizatoria ilustrada para oponer la ley del más fuerte, del más apto, del más aculturado, al gran proyecto de despilfarro energético.

Desde el sitio sunwarrior.com

The Garbage Patch: One Bag’s Exodus to the Ocean

A postpetroleum man with pornographic unconscious

 

egoporn

Here I am, coming back to practice my English. And because of that I’m wondering that I need to read more and more to improve this vocabulary and grama. All what I can say is that my voice is turning ugly when I reach an unexpectable question. I must be writing about other things. I know, here I am, being no body, reading nothing, playing the fool. And I can say that many people could think that I’m a dump when I exposed the fact that I watch porn. My creative journeys with porn are great. They allowed me to change my point of view of adult entertainment. Even a feminism way of view could say that I’m just an alpha male frustrated and that I must seek to have a life, a good life. Then I stop, I wonder about the amount of money involved in everything, I turn on the music and start to believe that could be many wonderful places in the world to be visit. So watch porn is a loss of time but I’m right when I know that I’m saying nothing to the audience. It is just a bad English try, so who cares? There must be many nice girls in the world too. And porn destroyed my sense of feeling, at least my sense of feeling women. But I cook my meals, I try to keep my house in order, I like to make peaceful things like play the guitar or read a book. The incredible thing for me is the shape of the tits of porn women. The violence involved there. The money, the fact of all that can be reached by the sex hungry. I think that sex was holly for the ancients people. Sex must be a holly action, like in Tantra yoga or in other sacred and ritual practices. I stop again, I look at my self, then I decide to believe in a philosophical stream about modernity and I said to my self, como one, porn and modernity has a complete relationship. I need to read more, to know more, to improve my vocabulary and my tense construction. This cultural platform that I’m building is going to be a great challenge for me. Would you follow it?

 

Big plants view

big-plants-view

Informe local

La calle es una tormenta de pasos

contra esos torpedos que son miradas

esas pisadas como jugo de naranja,

ácidas y amarillas,

como dedos alquitranados

como colillas de cigarros

y el pavimento ruge

su basura por todo el sitio.

Un aire campestre huele a trabajo

y las gallinitas pechugonas

que trabajan en la oficina

remueven la papelería del trámite.

Gris se levanta la nube antes de llover

cuando transforma el color de los residuos.

clown1.1black

 

Claude Lévi-Strauss quote

“¿No es siempre esto la novela? El pasado, la vida, el sueño arrastran imágenes y formas dislocadas que asedian al escritor cuando el azar, o cualquier otra necesidad que desmienta a la que supo otrora engendrarlos y disponerlos en un orden verdadero, preservan o redescubren en ellas los contornos del mito. No obstante, el novelista boga a la deriva entre estos cuerpos flotantes que, en el deshielo que provoca, el calor de la historia arranca a su banco” Recoge estos materiales dispersos y los vuelve a emplear como se presentan, no sin percibir confusamente que proceden de otro edificio, y que escasearán más y más a medida que sea conducido por una corriente distinta de la que los tenía reunidos. La caída de la trama novelesca, interior a su despliegue desde el origen y tornada recientemente exterior a ella -puesto que asistimos a la caída de la trama después de la caída en la trama-, confirma que en virtud de su puesto histórico en la evolución de los géneros literarios era inevitable que la novela contase una historia que acaba mal, y que estuviera como género,  en trance de acabar. En los dos casos el héroe de la novela es la novela misma”

El origen de las maneras de mesa. Mitológicas III. Siglo XII. México- 1970.

 

Contra

Contra la ruina de pensarte

el tacto de olvidarte

la risa de la ola de mar

nosotros que somos nadie.

Contra la cúpula de tu recuerdo

el rocío calmado de saber que ya no estás.

gardenview1

La conspiración del trofeo inmaterial

Así las entrañas de una reacción en cadena, los astros escritos en la luz, las figuras de cera derretidas en el museo por mal mantenimiento. Gris costra el espectro de la juventud. ¿Cómo se consigue un efecto duradero cuando la cristalina faz del lenguaje es una turba de años acarreados con sigilo y ademanes de mozo raquítico? Nada bueno esconde la carne en el refrigerador, nada queda registrado junto al canibalismo existencial, no, nada es una lóbrega tormenta de recuerdos. Pero ¿acaso los días traslucen una estatua de memoria fútil y arborescente? Por si eso fuera distinto de la espiral ancestral, los caldos de cultivo de la canción están recubiertos con el magma del desprecio. Luego el volcán de la tristeza y su erupción, atardece, galopa el sol en el horizonte, lo que quede de él. Y las mañanas son un refugio tardío de crispados eclipses espirituales, los años, los días, las horas, todo es una figura rota de porcelana, todo es un sonido abierto, un escupitajo de palabras. Y nada está claro salvo la marcha incesante del capturado esfuerzo, de la tópica columna que vertebra la reminiscencia de una monotonía acuosa.

gardenview2