Prosaismo desde una distemporaneidad postnacional postmoderna postpornográfica postcolonial postestructural postindustrial postinternética

El rancho nacional

La convivencia entre formas de vida rurales y formas de vida urbanas no debería ser motivo de una aglomerado con denominación de barbarie. Pero el caso mexicano es muy nítido cuando se logra constatar la narcocultural y el afán de los grandes medios de comunicación por instaurar un patrón homogéneo a partir de la música de banda, los impulsos retros calados en la década de los 70’s, pero también en la negación de los movimientos sociales como parte de una estrategia de mitigación y anulación sociales. Desde mi falsa trinchera no puedo dejar de pensar en la nopaliza de todos los días. El rescate del pulque, la tortilla manufacturada, más aún con estos fanatismos acutales y con todo el abismado mundo de las opiniones informadas. El rancho nacional, muy semejante al que planteara Rockdrigo González en el profeta del nopal, no es tampoco un espejismo realista ni de la diversidad étnica o de los problemas del campo mexicano, sino más bien un estereotipo de rancho donde las mujeres bonitas montan a caballo y son líderes naturales, donde los machos predominan y ejercen un falso entendimiento de la diversidad sexual, donde la iglesia mantiene un creciente poderío, donde los papeles protagónicos están definidos por la higiene social y el acatamiento del standar televisado. El rancho nacional es este país hundido, desigual, injusto, donde al luchador social lo matan o encarcelan, donde el crimen rige los designios del futuro, donde los sombrerudos son los patriarcas y señores. El nulo papel del poder civil, coptado por partidos políticos o en la resistencia social independiente, me hace preguntarme si en este rancho llamado México ha cambiado algo desde los tiempos coloniales hasta hoy. Quizá el único cambio es el de los nombres y familias que se han apoderado de la riqueza y el poder. ¡Que viva el rancho nacional!

IMG_20140327_172232IMG_20140327_172224

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.