Gramatopoeticografia y literatocentrismo alfabetocéntrico

Dariana no es Dariana, Luzán no es Luzán, Dios no es Dios

Mi excelsa cobardía, el frenético impulso de lo indescifrable, colapsos del prístino siglo XXI. Todos los bailes de todos los tiempos, todas las mujeres, todos los hombres de letras, todos los creadores. Universo en frecuencia modulada. Traumas personales, ella, el autor y Dios. Todo eso que quedó registrado en esto que soy. Ella no es ella, Dariana. No es la poesía de Ruben Darío ni tampoco una emperatriz Persa. No es la joven que vivía en León Guanajuato, no es el enigma de mis pesadillas vueltas realidad ni de mis fracasos amorosos. No es mi amor imposible, no es ella. Es Dariana y su nombre rompe todas las primaveras el eco de mi existencia. Y Luzán, 300 años antes nacía. 300 años después lo ignoraba. El atentado de las Torres gemelas no es nada. La destrucción emotiva, el despojo de una clase media, mordaza de mis adentros, lúgubre perspectiva de una luz que se extingue. Dios no es Dios, por mostrarse u ocultarse en iglesias y credos, en dogmas, en retahílas bíblicas. No es Jesucristo en la Cruz ni es los apóstoles ni tampoco la Iglesia Católica Apostólica y Romana. El siglo XVIII no es es siglo XX ni el fin de mi inocencia, de mi trunco intento de ser antropólogo es otra cosa que una consagración de mis berrinches y lloriqueos por la muerte de mi madre en el año 2000. Dariana no es Dariana ni Luzán es Luzán ni Dios es Dios porque yo soy eso que recuerda una vida pasada. Soy ese que no entiende su historia genética ni sus raíces porque el degenere me ha dearraigado o porque vivo el arraigo a lo imposible por desecheble y nulo, por su espacialidad pretérita y sus condiciontes argumentativamente prejuiciosos. Y eso que fue un baile, mi mejor baile, eso que fue una lectura, mi más apasionada lectura, eso que fue mi desamparo, mi más hondo desamparo, son Dariana, Luzán y Dios. 

Repeler la combinación genética, multicultural, multiétnica, contra la marea de los hechos y las personas, de los grupos y las sociedades, de los impulsos abiertos y cerrados en mi decadencia perpetua, decadencia deportiva, física, moral, estética, cultural. Porque mi raíz apache puede ser el motivo de mi rebeldía, porque mi raíz insumisa me hace un vándalo de la cultura. Porque perdí mi centro y no lo encuentro, porque a ella la he visto cercana a mi desde antes de nacer. Porque entiendo a Luzán como si estuviera desnudando a una mujer amada. Porque a Dios no lo conozco ni lo conoceré ni tampoco tendré fuerzas para acercarme a él. Soy ese tibio del que previene la Biblia, soy ese cobarde que grita desde un balcón para que nadie lo entienda, soy ese estúpido que no sabe latín y pretende comprender a un erudito español. Porque en el fondo las rutas de mis ideas no son puertos seguros, porque no creo más en el amor, porque las maravillas de mi tiempo no son compatibles con mi desprecio y mi rencor. Porque la felicidad no es un cuento Hollywoodense ni tampoco es un acto consagratorio. 

Al final de mis días, cercano o lejano pero final al fin, no podré derribar los recuerdos que quizá ya desde antes de ser recuerdos me engullen: ese día y esa noche y ese baile, ese ruido que no termina, que alimento, esa cobardía de ocultarme, de perderme en un infierno tan pequeño, tan infame, tan ridículo. Infierno y soledad que son mi voz ventilando lo que no es: Dariana, Luzán, Dios. En ese intervalo la composición y el margen del terremoto vital. 

No seremos caricia

ni sol de medio día

no seremos mar

ni prado o estanque

no seremos amigos

ni seremos amantes

no seremos tiempo.

Seremos algo perdido en lo eterno

algo que se juntó para romperse

que se rompió para alejarse

que se alejó para olvidarse.

Seremos ese olvido

insatisfecho de años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.