Blogging poetico

Changoidismo autoreflexivo 1

Mitad hombre, mitad chango, medio animal, medio racional, escribo, detecto los canales podridos de mi consciencia. Mantengo un régimen de interiores pálidos, como los atardeceres de otoño en Virgina o Carolina del Norte. No hay mucho que decir, quizá sólo dudar del proceso civilizatorio. Espera de constructividad auto inductora de disrupciones longitudinales. Mentalismo frustrado, hilaridad patente, longeva torcedura de psiquismo falto de sentimiento: racionalidad mutilada que emerge de la siniestra pesadilla amorosa vuelta realidad. Fatiga es un anexo a los días plasmados desprendidos de la inabarcable jungla digital. Digitalismo, proporción inmensa de la constipación creativa.

Changoide

Mitad hombre, mitad chango, fórmula considerada de un ente etnomitológico de la cyber cultura digital. Falta de tacto, impertinencia, aspecto áspero de una barbada personificación: changoide, changoide, escritura perversa de una fórmula retórica inverosímil, carta profusora, demacrada, cantada por el himen de la vertiginosa y fluida subconsciencia personal. Autoinductora, promotora, locomotriz, embalsamadora: forma changoidea, changoide, changoidismo, ismo solitario, soliloquio, empaste de retorcedura vuelta retruecano finisecular.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.