Micro retórica del mal aliento

Cuando habléis evitad el pensamiento, argumentad falacias, conquistad el retruécano torcido de la boca mal oliente. No escuchéis al receptor, ni sigáis el modelo comunicativo de Jakobson. Romped con un mutismo helado la atmósfera, sucumbid al delicioso castigo de un hot dog jumbo size. Perfilad una teleología anacrónica, perdeos, contra el espejo de literaturas de quinta, en el maremagnum verbal. Acuchillad las homofonías y galopad añorando la claridad oximorónica, pero no olvidéis que una metáfora cuantiosa os deja dictada la férula lingual. Si creáis tempestades dejad de lado el vomito festivo y os aconsejo recurrir al espurio tacto de la nausea feliz.

Comed el silencio a puños, roncad como lirón, tended en el limbo el ancla precisa de los dialectos oscuros, mutilad, cual carnicero, a las radiantes señas de ignorar los cánones escritos. Eso sí, recordad que sin dientes lavados no hay besos ni mujeres. Socorred a la letra con artilugios de otros idiomas, perfecta trampa la pocilga humana que degüella los arrecifes prosaicos. Asesinad la lectura, quemad el libro, rebelaos contra el standar style. De igual forma, comprad baratijas en la sex shop, invitad a un hombre, una mujer y un transexual al ritual de iniciación canina. Torpeza abierta, esa calumnia mal oliente, mal aliento, malignidad rotunda. Cosed los pastos imaginarios,  leed un ápice de consciencia, olvidad el pensamiento. Todo eso menos los sonetos inéditos de un viajero español a Nueva España. Si os gusta el placer estético e histórico pensad en los jesuitas checos en el desierto de Sonora, pensad en la fundación de Los Ángeles, California, pensad que en algún momento el turbio drenaje de vuestra tubería mental podrá hacer las veces de escape fortuito mientras sacudís vuestro boleto de autobús en la billetera.

Decid lo que os plazca. A nadie le interesa la inteligencia lingüística.

Anuncios

2 comentarios sobre “Micro retórica del mal aliento

  1. Salud Romulo.
    Me da gusto saludarle a lo lejos del tiempo y de los años y con la cercanía de los hermanos.

    Del texto me gustan las imágenes que lanza; la velocidad y la actitud con que avanza, rápido, determinante, penetrante y sin miramientos.

    Con imágenes muchas, como lluvia que sin cesar arremolina ideas en la cabeza, siempre con la fuerza del fuego y la intensidad del viento.

    Es ácido, crudo, iconoclasta, como un jodido viejo que buscando perturbar.
    me recuerda a bodelaire, y a Girondo.

    La voz española… no se se me hiso rara, no se cual sea la intención, creo que en mexicano se puede bien hablar, aun que seguro esta bien también y le da un efecto

    Yo en algunos momentos tituvie, por que no estoy tan familiarizado con algunas palabras, y sentí que algunas frases me costaban trabajo en la lectura.

    Otra cosa que me gusto es el armado de palabras (su invención-uso) y la conjugación de palabras que jamas había oído se conjugaran jajaja.

    En general me gusto, espero el comentario pueda ser de utilidad
    abrazos largos y pa´elante, felicidades por el trabajo
    espero verlo pronto.
    Gerardo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s