Rómulo Pardo Urías escribe

Probad el océano

Sin ser apología ni nada congruente, sin coherencia, mar, estás aquí, pero no soy tuyo.

 

icelyocean

Los mitos fundacionales de la vida en términos biológicos remiten al agua, al mar. Fundación de la alegría, de los actos sonrientes, aunque a veces también de ahogados y muertos por la marea, el mar. nutrida la fosa del sol, que es la playa convertida en mosaico de bikinis,  no es el mar. No es gratuita la Odisea de Homero, como no ecoralitodeeps en vano la temeridad griega a los mares, nada de eso. Las culturas marinas, la conquista de los océanos, son un reducto arquetípico de nuestros prístinos instantes. Respirar bajo el agua, un recuerdo nuestro, construcción del complejo de Edipo, del salir del mundo acuático, tibio, cálido y protector, al agreste viento. Conjunción, trepidante, acuática, sonora. El mar es una designio, un infinito surco de poder. Mitopoiético, ditirambo de otras épocas comunicativas, agua con sal, como lágrimas de dolor o de alegría, la complejidad minúscula de la ciencia escribe los años en los que el agua escasea, en los que el mar se ha convertido en la cañería de todos los deshechos humanos. Y los registros quedan, fotográficos, videográficos, sonoros, presenciales y testimoniales. El mar, también escandinavo, también japonés, también un eco histórico de las formas en las que se precipita la vida, de lo insondable que es el destino cierto de lo abismal, profundidades que sólo oceanógrafos pueden imaginar. Mar VS Tierra. Cuatro elementos empedocleanos: fuego y aire, los otros dos. Conjunciones, vida, viajes, Mar, proporción desdibujada de la consciencia, Poseidon, rey de los mares.

deep oceanicLas canciones de la luz están también escritas en el agua, como tonadas infantiles compuestas por Atenea, pero también los dragones nipones, también el Kraken, también los vikingos, también la flota china de la dinastía Ming, y nosotros aquí, en México, con el trauma del mar, de los descendientes de los barcos, con esa Europa tan ecocida en el siglo XV, tan destruida por las enfermedades: la viruela, la peste negra, imposible de remediar con la medicina de Galeno ni de Hipócrates. Pudor de las chicas en bikini, pudor de los hombres, pudor del océano, fortaleza natural, fuerza indómita, indestructible constante de la transferencia humana. La playa entonces erguida como una rama de bambú. Ya con las naciones creadas y entre los siglos XIX y XXI, lotificado con demarcaciones patrióticas imaginarias, oh mar, oh torpeza de los surfers que mueren abatiendo y combatiendo olas inmensas, de 5 metros o más, en el Pacífico. Oh mar, o desdén de la práctica angustiosa en los desiertos, desierto tú mismo, agua con sal, como llanto.Clouds of reef fish and corals, French frigate shoals, NWHI Galope de olas, olas reventadas en los riscos del Atlántico norteamericano, fracción molecular de un verano en el que la flota mercante recibe la orden de invadir Florida, nótese que el dominio del mar es el dominio de la esfera, esfera como la lectura de Sloterdijk, como si la física de Newton desprendiera atmósferas caducas cuando en el fondo de los mares yacen toneladas de lingotes de oro o restos minerales o criaturas infernales o desquiciantes. Gobierno de oscuridades, tu profundidad, mar, oh mar que del cielo pareces un reflejo, que con la luna te vuelves amante apasionado, oh mar, mar de maremotos indescriptibles y tsunamis abominables: mar que navegaron Colón, Cortés y Pizarro, mar de Magallanes, mar del capitán Nemo, isla misteriosa, relato de Verne y gran barrera de coral.

tiburoncitomartillitoHabitación con vista al mar, Can Cun, turismo sexual, playa llena de hombres en busca de mujeres, de mujeres perdidamente borrachas, no sabemos tu nombre, no sabemos tu poder: una vez un pescador dijo que cuando el mar reclamara la tierra que es suya vendría por ella y nadie podría evitarlo. El mar y el viento: huracán; el mar y la tierra: terremoto; el mar y el fuego; erupción volcánica. Totalidad sorprendente, fragor de batallas marinas y épica de los piratas, nave, navegar, mar, océano, tremenda acústica del planeta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERANosotros desde aquí, desde las ciudades, extraviados siempre, por los senderos de ninguna parte, también metáfora mar, también símil de lo inabarcable, también especie de asombro, igual que los días cuando se conoce el mar, igual que lo desconocido, igual que una mujer brava, igual que sirenas, oh sirenas que Ulises pidió escuchar. Nada, ápice de ignorancia y futilidad escueta, mar, me declaro ínfimo contigo, en ti y por tu ausencia, rotunda forma de mi olvido. Pero estás ahí, constante, poderoso y un día quizá vengas y te lleves todo y entonces nosotros no vivamos ya. Entonces quizá la ausencia de los mares en nuestra existencia está escrita contra la pared infinita de

los años, no es quizá la hora ni el momento ni la prisa ni el deseo de mrayablueseaantener atada la presencia.         No, nadie más que quienes murieron en tus brazos pueden

saber que las costas son un milagro para la vida, que el viento y el sol recorren tus cuerpos, que fraguan tus figuras, que componen tu aliento. No, ninguna luna te ha evadido, ningún rayo solar te ha dejado ciego, mar, de todas las fuerzas la estridencia mayor. Por ello, aquí, sin nombre, oh mar, octavo poderío de la naturaleza, sombra nunca, totalidad absoluta. Y la playa, llena de bikinis, la playa, eso que es un paraje de tu vientre, eso que está ahí donde nadie puede decir que no estás, rincón apaciguado de ti, tú mismo ahí, mar, retozando y golpeando la arena, dando vida y forma a la silueta de la constancia. Aroma a ti, mar, pescado, mariscos, todo, ahí, en ti, como una extraña fragancia que es tuya, como un aroma que se parece al del sexo femenino, como una prófuga instantánea de la actividad pesquera. Tú, mar, copulando con la playa, con el ritmo de tu oleaje, nada, quizá deba visitarte, quizá deba abandonar este encierro de madera y montaña.

estrellitamarina

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.