Rómulo Pardo Urías escribe

Extraño 1

Habitó un olvido

con el pasaje de las mareas

figuración esbelta su rostro

carcomido por juicios desacomodados.

Lánguida su última semana

vivió un maremoto en Lima

comiendo ceviche

y leía, frente a la inmensa ola

desde un rascacielos, una oda

del siglo XVII, francesa traducida

del italiano. Pero desconocía a los jesuitas

porque supuso que sus ancestros fueron americanos

siempre el mismo odio histórico contra Europa,

siempre el occidente levantado y erguido como saqueo de otredad.

Estuvo en Berlín un otoño

bailando jazz, tocando swing, conquistando

cabareteras. Fumigó su tristeza con whisky y vino,

localizó con opio sus miserias, cruzo el canal de la Mancha

extravióse en Edimburgo, supo en Escocia

que su tía abuela había sido apache.

Era tanto lo que pasaba, esa última semana,

que sus uñas, negras de fumar,

fueron enciclopedias de todas sus frustraciones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.