¿Qué extrañeza verte para perderte?

Así es

un mes y otro mes y todas esas mujeres

semejantes a ti

distintas a ti

y mis gritos

no escuchados

esta confusión que soy

desde nosotros, nadie,

sin nombre

eso que fuimos

nada

baile quizá

quizá mirada

quizá espejismo

quizá salto

nada

grito

oscuridad y fábrica de desgracias

mías

¿tuyas?

Extraño identificarte

como si nada

perdida y radiante

siempre morena

siempre de trigo y bronce

siempre ahí, en la peor escena

mi infierno, mi cautela ante ti

mi condena.

Que pronto fue demasiado tarde.

¿Eres acaso la mujer que era la niña que me gustaba?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.