Despilfarro verbal novo

Encapsulaste mi alegría

en un ambiente de tristeza

día gris,

melancolía,

átomos de turbias campañas

contra la hepatitis existencial.

Añoraríamos la canción del prado

si el prado fuera

una cubeta de sal y una armonía clásica,

pero surcamos el océano de la incomprensión

en el caballo de hierro que es nuestra demencia corta.

Encíclica premonitoria el advenimiento nuestro

que figuramos como sombras de teatro;

síncopa forte

demacrada silueta juvenil

perfidia, el acento de tu plática, libro estéril.

Totalizadora imagen de azul pantalla

o proyección de cine de los veintes

o huelga de panaderos

o mejor aún campaña presidencial de final de los cuarentas.

No es más que un extravío el pasajero móvil

del sueño irreparable, perdido, pasaje de ida y vuelta

a la cortina del formato alquitranado: tabaquismo histórico

del régimen dominante, hoy una purga poblacional.

Inconexo y palabras adyacentes que no son búsquedas.

Nosotros, ahí, en una foto infantil, no sé, carcomida,

es más el espíritu perdido que los años de lectura.

Anuncios

2 comentarios sobre “Despilfarro verbal novo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s