Micro panfleto del presente absurdo

populiEscuchad, si queréis un Lamborghini, una pieza de Mozart o quizá el eco de la poesía indescriptible de Paul Valery. No, el constante martilleo de la ilustración es una égida de nombres que sucumben los tientos faltos de felicidad, pero si pudierais ser cómplices de un pensamiento como el de Cassirer o Kant os lo dejo a vuestra elección. Retículad el simbolismo, es mucho pediros que uséis el método de damero, pero recordad que los años están compuestos de hechos y que al hacer nos volvemos otros, siempre otros, más que una lata de ostiones ahumados o los dedos amarillos por el amster01cigarrillo. Pensad que un día algunos de vuestros amigos serán importantes. No impliquéis los ditirambos poéticos de Anacreonte en una sopa de letras. Es también la reticencia a convertiros en canciones de cuna. Pero tal vez una mañana podéis escuchar a Alien Project y decir: estamos inclementes en el arrecife del instante inmediato. Soporífera la señalización urbana provoca accidentes y nosotros somos como nubes en el vendaval de cicatrizados amores anteriores al cocktail de camarones. Escuchadme si queréis saber que la palabra revolución puede ser una muletilla del desconsuelo pequeño burgués, aunque si una noche escribieres una nota de reconocimiento a vuestra generación no omitáis que sois parte de un enlatado pastiche donde la remolacha filosófica es la vertiente y fetiche mercantil de los óxidos nitríticos del pensamiento autorizado.

moneynewzeland

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s