Obsolencia del poema

Así, caduco y febril,

mortuoria ínsula

verbal, arquetipo roto,

insignia del desprecio de lo humano

y sus tangencias corvas de silencio.

Así, mutismo y hielo, constancia

del torrente metálico, micro carbónico,

nano mecánico, insuflada imagen

de lo perecedero, perecido el aposento

el compás del ritmo solar: luna menguante.

Así, rompecabezas incompleto, mutilación

como barbarismo prefijo

del corolario geriátrico

axioma decadente como decadencia

de todos los imperios, en fin rotura,

sangre coagulada

y seca de la palabra y sus flagrancias, soledades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.