Recuento de los daños por beber sueños

Primero caí

al fondo del abismo

¿dónde las costas del silencio

murmuran su eco sin fatiga?

Esparcida la nostalgia

senda ante los mares del cansancio

primero soltarme de las amarras

realidad y figura, genuflexión del alma.

Después el tacto del desamor

las costras de todas las inocencias

extraviadas en el tiento y los días,

cansados, pesada lontananza

como fragilidad rota, hermosura

inmediata hacia el sopor del desprendimiento.

Tercero o cuarto paso omisión total del caos

sin el nombre propio y con los acertijos

invernales, como mariposa en el hemisferio sur,

bajo los efectos precisos de la incertidumbre.

Certezas los arrecifes oscuros del desconsuelo.

Maquinaciones en todo lo alto, celeste cúspide,

armonía trunca, reclamo y acto longitudinal,

todo encerrado, frasco mi cuerpo, mi alma tapón,

cortada de los torbellinos de la realidad.

Augusta la impronta calma de cocodrilo

quinto o sexto evento nuevamente caer

al abismo de los sueños que terminan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s