Rómulo Pardo Urías escribe

Umbral de pesos y caducidad

Si ladra el mundo

también escupe la vida

su fritanga gris y contaminada.

Los ruidos de las nubes carcomen

el cielo con sus cristales de tormenta.

La lengua de las ciudades chifla

mustia una balada opaca,

disolución construida del eco,

nombre negro y negrura toda,

oscurantismo de falanges alquitranadas.

El caño florido es la mierda que recogemos

todas las noches desde el siglo XV hasta nuestros días.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.