Rómulo Pardo Urías escribe

Oración

No busqué a Dios

busqué a sus hijos

y encontré miseria

encontré corrupción

encontré excusas

pretextos de papel y tinta.

No busqué tampoco en las letras

sino en las ideas y los pensamientos.

Dios no estuvo aquí

cuando los imbéciles decían su nombre,

cuando lo usaban de excusado,

cuando fingían la bondad

y por detrás quemaban niños y mujeres.

No, a Dios no busqué porque lo hubiera encontrado.

Busqué en sus hijos. De ahí nacieron mis infiernos.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.