Locación temblor

Si la tristeza escribe

los suspiros leen.

El maremagmum del silencio

oscurece las ramas torceduras

del alma, pero ¿acaso la visión,

utopía y lucha, es un eco tardío?

Los ancestros imitaron a otros

igual que nosotros somos imitaciones.

Encima del libro de la eternidad

la lancha del saber naufraga constante.

Todas las mañanas caen trozos de cielo al mundo

y las cicatrices del amor perduran, con su aroma

raquítico de tientos y manoseos, porque una noche

las gélidas instancias de la memoria

encorvaron sus sienes a la cúspide eterea.

Enigma estribo y salto la malla incauta

¿por qué el ciego vive el color de una forma

que el tuerto no puede vislumbrar? Toda caza

es una estupefacta sombra de deseo… y nos vamos

cayendo entre otoños y canciones y melodramas.

Dejamos en cinta a la soledad

cada vez que pasamos por la fotografía infantil

donde reposa nuestra inocencia rota,

quebrada, enmudecida, tibia y añorada.

Decir adiós es un acto de rotunda complicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.