Rómulo Pardo Urías escribe

Contra consciencia

Evadíamos el tiempo

porque éramos cicatrices

y acariciábamos el tedio

como rostro de niña sana.

Andábamos erráticos

contra la muchedumbre

el sábado por la noche,

pero una mañana gritamos

como perplejos y caímos.

Conquistamos el fracaso

trece millones de veces

para seguir cantando

baladas argentinas y nos hincamos

de frente al sol como en postura ritual

aunque tuviéramos el cutis

percudido de dolor.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.