Rómulo Pardo Urías escribe

Introspección panfletaria

Osada marcha el signo

propio, eso que de nombre

nombres astilla, personaje

locomoción derivada, sueño.

Si indagatoria la búsqueda del ser

tumefacta la aurora, columpio

donde fulgen marejadas de desprecio.

Todas las entidades inherentes, del

interior inmersas, corrompidas

contra el espectro franco de la miseria.

Atisbo, carcomida reflexión

una boca mascullando el te odio

por ser tú mismo, pero la mañana

debe seguir gris: insatisfacción y tedio.

Arancel de fatigas, lupanar de fauna traumática

eso hostil que evades diario, tu nombre

y el sabor amargo del desconsuelo.

Pérdida

fracasado despliegue de la imaginación,

osada marcha, mismo recuerdo

a renglón seguido del claustro-olvido.

Mención el polvo de amistades efímeras

arrinconada complicidad contra el pecho

de la autoestima mutilada, ansia de estar

entre el cajón fotográfico del ayer

y la neblinosa madrugada del porvenir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.