Rómulo Pardo Urías escribe

Sincopada inflexión

Marcar la síncopa

es una colorida farsa

porque nuestra musicalidad,

absorto reposo, prefiguró

todos los ruidos urbanos.

Constricción falaz

oh síncopa del corazón

herido, mutación germinal

como del día horario, uso

de la palabra renuente,

razón y prisma, cristalina

oscuridad trasluce nuestra boca.

Emblemas del siglo anterior al presente

nosotros, conquista y trance,

endeble forma, estructura hueca,

demencial vacío de terquedad histriónica.

Perder con el claxon

el detalle sonoro,

síncopa siempre

que te extraños nos dices

algo que fue un tritono del diablo

o una armonía líquida:

la solidez de nuestro oído,

cansancio tumefacto la escucha,

nos invoca a la caverna de artistas

momentos antes del gol definitivo.

otherwaterfallturn

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.