Arqueado síntoma

Asir los mecanismos

de ciudades y fotografías

es como aguardar

el signo del otoño

en las comisuras de una boca

amada. Torcer los decibeles

del presente, fulminar

letras cardíacas del ojo,

retozar universalmente

como atisbo de estrellas en lluvia.

Esgrimir los peldaños

de la escalinata prófuga

que lleva la cobija del silencio,

no es acariciar la loma

bermellón y nocturna

del tránsito que es fuego.

Como perdida la chanza

del laberinto indómito,

indomables edificios de arena

mental embelesan los oídos

con trinos fabricados a destiempo.

Rama fratricida la marcha

a los lindes del perdón,

péndulo del conocimiento

este funeral del instante embalsamado.

circulosombrero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.