Era de luces

retorcida en imágenes,

toda seña restringe

el aliento de los años.

Perdidos en la punta

del iceberg del presente,

más inmenso que la eternidad,

saludamos atmósferas

y vemos collages irrepresentables.