Palacio egopático

No sé improvisar

mi día no invento,

tiemblo, cierto,

esta muñeca mía,

torcida, torcedura

la comezón de mis adentros.

Influye el aire,

como de desierto

nostalgia, añoranza

la infancia, costra

de herida semanal,

espacio recalcitrante

de misterio, soplo

insuflar el anima, todos

los días no sé

inventarme. Pérdida

extrañeza el arribo

del átomo que es tu beso,

lo que sí me inventa,

tú, ahí, aquí, allá, conmigo

certeza. Toneladas de ideas,

caminos rotos, surcos entreverados

en un mustio destino: libros

¿podré abandonar mi pensamiento?

Este palacio del yo es esfera

demacrada de atómica flexión.

Mole de angustias, no invención,

el día a día, pero contigo

será otra cosa, eso eres, tú,

mi otra cosa que me ilumina.

Yo, fijación derruida, silencio

saltar a la tendinitis mental.

palacio-egopatico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s