Por eso parte

Desdice montículos en páginas

esa conquista, cicatriz, reflujo

e insomnio, que es la derrota.

Si como cielo azul, pintada la boca

de nostalgia, esgrime una vista

de fugaz acento el columpio oxidado

sigue pasajes de parques

existencia misma, quebranto,

miel de otoño, la pinta rubricada del agua:

cristal preñado de vaho, lontananza de silencio.

Aquí hubo tiempo y ternura,

hoy nariz de cirugía y poltrona de crisis,

pero hay fracasos hoy

como ramillete de novia pobre

y el arroz, vuelo y platillo, no está cocido

está quemado por los siglos de los siglos.

por-eso-parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s