Encendedor

Prima el ruido

oscuro de matices

angustiados

esa grisura

tersa, amigable,

de decirnos amar

un ser ya roto y otro

desvencijamiento.

Mas en el acto

escapa a nosotros

un otro ser mitad

nuestra

y escabullimos en alfabetos

la intentona

absurda del registro.

Indemnes proclamamos

la extinción de las tardes

de películas y nos vemos

inmensos en el azar y sus rincones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.