Blogging poetico

Neocronologotopía retrovolutiva ontopoiética

Otra vez inmerso —modernidad ya abandona

este raciocinio— en el desquiciado instinto

aristotélico, intuyo querellas del siglo XVIII

como pastelazos en el ring del silencio: sentido.


Con lo jesuítico —padre Mariana, historiador

de las Españas, ven, vení, a mí, de mí…—

luzaniano, inmiscuyo en el acto sonoro,

bjorkiano, una memoria quebrada —sonrían

cabrones—… absolución insufrible

de literarias desproporciones. 

Caótica caotización caotizar —Real Academia

cumpliendo 300 años, te induzco a rastrear

mi lexicografema—: aspaviento soltura

esta matriz derruida, racionalidad ya postinternética,

lánguida, corrupta, corporación de miserias estéticas.

Estos resquicios eidéticos en mi palimpsesto existencial

otra vez constriñenme —mío, mi ningunidad. Retomo por si caso

el síntoma nomotético  —pagan poetry, indagando

presencias fulgentes— que interesa a nadie:

ningún otro signo compone la musicalidad, si acaso

entonces, vuelta de tuerca, pitoliana traducción, 

daddy you are a fool to cry—¿los Rolling o los Beatles?—.

Querella entonces —non sanctis mundis punctum—

una falacia latinista, esgrimida la sentencia:

en pos de un maestro el tendón de Aquiles —Homero

¿por qué me abandonaste? Un ácido lisérgico puede

matar tu alma— de mi corazón herido para ser

oído herido, talón herido en trance de hikuri —peyotl

lophophora williamsi, dice la scientzia—.

Oscilación de esta controversia —polluted-self—

50 décadas de karate coreano, cosa fácil o peor aún

el endecasílabo garcilasiano no estudiado —porque

tampoco al inca Garcilaso se estudia—: el maestro

fallecido, ego contaminado, desabrida descarga 

de discografías populares del siglo XX.

Dije entonces nunca Bjork fue escuchada,

quería otra antropología, otra fenomenología,

quería otro logos, existir. El tiempo nuevo

no es novedad, dicen por ahí: we have never been moderns.

Ya es muy tarde y pierdo la paciencia, escupo

tecladazos en esta pantalla hostil.

Regreso al tiempo, retrospectiva

ansía, sí, hoy no existo, no mañana, sí

tampoco, es decir: otro logos, como sitio

eurocéntrista, falacias, en mi aporía

del ser, incansable, flácido, tenaz…

Mis retazos inquebrantables, de la vida

rotos, retazos, sí, quebrados, también,

esta poltrona, leyendo de pluriversos,

después de entenderme, nimio jovenzuelo,

mozuelo, anzuelo, en la res publica literaria

la res pubica literarum, universo óntico,

sí, porque tampoco terminé Nezahualcóyotl,

pero Luzán me infertiliza, me racionaliza,

—polluted-self— ego, sí, contaminación,

nunca el purismo fue tan innecesario.

Los Rolling fueron, siguen siendo, vida.

Los Beatles, mito necropático, necropatismo.

Soy heredero de la narcopornotecnodemocracia 

al estilo United States. Hoy que la derecha dicta

otra vez, otra vez, esta pesadilla,

absuelve el ritual protector. Muere entonces

mi ser Tae Kwon Do alguna vez, hace años, sí.

Hoy —pagan poetry, canción de autora islandesa, mujer

famosísima— impronta fébril, ya un año sin tocar

la guitarra, la luz, la luna, pesadillas embalsamando

mi recinto cruento. Dos décadas, es decir,

una juventud, pornobiográfica, adiós, sí, fue tarde.

Ya no interesa más esta retroflexión, es tan poco

el sentir —silencio:sentido— que a cambio de

los insignes tintineos de memoria

hoy puede ser el momento de nadie,

mí momento: en este decir eurocentrado

neoligista, onomatopoiético, creador de un ser.

There’s no answer: das kapital. Guten Nichten.

Anuncios

Categorías:Blogging poetico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.