Blogging poetico

Los años distancia

Unos instantes del ayer

comulgaron con mi piel

contra espejismo, soplo,

ser, salto a la longitud

de los fértiles sueños.

La síncopa de los recuerdos,

que olvidé, es una canción

oscilante en el impreciso

fulgor enquistado en la bocanada

de la vida. Ansiedades escribieron

en mi cuerpo los signos entreverados

de la desesperación. Fugitiva

la inclemente herida supura

esperanzas. Son espacios

rotos los que dejaron

los jardines y sus fosas,

la acuática instancia de un alma

quebradiza como el tendón

primordial. El corazón remilgoso

enseña sus fauces a los amores

y la constancia de las estaciones,

puesta en duda cada día,

promote descifrar lenguajes

escindidos en los caminos

ignotos de la desdicha. Premonición

expectante es el tacto desfigurado

en la caprichosa poltrona del tiempo.

Así quedaron los insomnes resquicios

interiores, como figurines rotos

al caer la tarde, como travesura de niño

como helado caído, como manta rasgada,

como silencio muerto, infértil.

Queda así plasmada una balada

que truena los segundos,

instantes van, instantes vienen,

todo promulga una escultura

de caos y promueve un acto

que rompe las lindes de la cordura.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.