Blogging poético

Añadir un tiempo al silencio

Inflexible dogma esta serranía de recuerdos

atisbo ingente, luz, emblema y caricia.

Hacia los torrentes del universo

una cosmografía extraña registró

la belleza sutil, la narratividad extraña

de amaneceres y oleajes.

Como cicatriz de árbol

este refugio enigmático esconde

la vivencia contundente del sentir.

Los años distancian la cúpula del significado

que oculta intrigas transgeneracionales.

Se expande el trote verbal en el tic-tac

de los segundos, como escondite de almas

que refulgen en su interior. Ancestrales imanes

llamados sangre son diamantes confeccionados

para el sobresalto del público. Si acaso el agua

de los momentos fuera aprehensible

en los recónditos pasajes de lo venidero

esconderíamos también nuestra sonrisa

en el paraje de los días que gira como trompo.

Lenguas de todas las edades, edades de todos

los pueblos, axiomas de la imposible ascensión

al más allá. Esa metafísica corrompida, ese método

que intrinca las fibras del pensamiento, nos deja

caducas sombras en el derrotero del destino.

Porque al finalizar las jornadas los augurios

son flagelos para dominar la barbarie interior,

porque la vida se escribió con el cincel de las quemaduras

que son los amores, las tristezas, los pasajes

a otros escenarios que nos abren al sentido.

Extrañeza la sensibilidad que interroga

un irracionalismo expulso de las grietas

que dimanan chorros de vivencias.

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .