Diario publico de Romulaizer Pardo

Diario público de Romulaizer Pardo 1

Arrancar un año tremendo, en una crisis de salud, es una forma sincera y rotunda de un quiebre personal, del fin de un ciclo, del arranque de un complicado momento, de un nuevo arranque. Soy un mal historiador desde pequeño, mejormente me gusta narrar. Mis afectos y mi panteón personal es una especie de archivo lógico. Por ejemplo, respecto a la poesía y la versificación, fue gracias a la primera construcción de rimas allá por 1995, lo que me inquietó. No obstante mi poligrafismo ha transitado por momentos de distintas perspectivas en la creación de géneros escritos. Una fenomenología de la escritura, sin referir a Derrida ni al postestructuralismo, debería considerar por ejemplo el canon del graphos, pero también el de la gramatiké y la littera. Del graphos habría que incluir por ejemplo a la paleografía, la historiografía, la geografía, la pornografía, la logografía,la etnografía. Y en el sentido interno, incluyendo al logos, debería considerarse la grafología. Omitiendo a Derrida, y su Gramatología, por ejemplo en términos macro históricos, el problema de la cultura escrita no es restrictivo a sus expresiones en la modernidad (imprenta, producción libraría, publicaciones periódicas) ni tampoco restrictiva a los productos tradicionales (manuscritos, copias, transcripciones, calcos, entre otros).

El poligrafismo, además, representa, eso sí, un hecho de la macro modernidad (1492-1945). Aunque sin duda se traté de especulaciones personales, podría haber un esquematismo, basado en una teleología de lo innovado: primera modernidad monárquica, segunda modernidad nacional, tercera modernidad postmoderna, cuarta modernidad global e internética. En términos del graphos ahora se encuentra también la epistemografía, con postulados semajantes a la historia intelectual y cultural, aunque dentro de los Sciences studies. Sin duda la ruta clásica de la gramatiké y la littera, omite sí lo persa, sumario, babilonio, hitita, egipcio. Pero esta omisión es plenamente parte de la construcción del canon clásico a partir del humanismo en el siglo XV. Entre este momento y el de la modernidad nacional (1776-1789-1810) existe la periodización del Ancien Régime francés. Si en 1492 arranca la primera modernidad (Dussel, Echeverría) dentro del elemento político cabe preguntar si existe una modernidad monárquica. La construcción de los Estados monárquicos a partir del descubrimiento de América cuentan como parte de lo innovado europeo. No solo respecto a la corona de Castilla-Aragón, sino también respecto a la corona francesa, a la corona inglesa, a la corona sueca, la corona austriaca, la corona de Orange, entre otras. Es precisamente en este periodo cuando se construye el imaginario «negativo» del periodo medieval para oponerlo al imaginario constructivo del «canon clásico».

En esos términos al relato de la gramatiké griega la corresponde el del su alfabeto, lo mismo para la littera latina. El proceso de alfabetismo en Europa es un proceso interesante, que si bien se inserta en una preferencia por la materialidad escrita, no descarta el fenómeno oral. Aunque nuestra argumentación fenomenológico-cultural escrita problemátiza, bajo la dimensión del graphos, la cultura escrita. En términos culturales, políticos y sociológicos, el «nacionalismo escrito» o la «literatura nacional» es otro de los procesos de particularización en el campo del alfabetismo. Una письменная культура en ruso, schriftliche Kultur en alemán, cultura scritta en italiano, 書かれた文化 en japonés, 书面文化 en chino, 서면 문화 en coreano, skriftlig kultur en danés y sueco, idatzizko kultura en euskera, culture écrite en francés, लिखित संस्कृति en hindi, por ejemplo.

Me falta Wallerstein en algunos casos y elementos respecto al Sistema Mundo, ciertamente. Pero el graphos indica también una materialidad, junto a una intencionalidad descriptiva. En el graphos también se ubican la radiografía, la tomografía, la oceanografía,  socialmente la prosopografía. La ciencia grafémica también interesa respecto a estos planteamientos. El graphos como otredad de la gramatiké. La grafología entonces asume la interioridad escrita, su expresión material, psicológica, cognitiva, emotiva, actitudinal.

Xalapa, Veracruz. 23 de diciembre de 2019

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.