Blogging poetico

Papeles

Urgué en las tinieblas

de alfabetos y letras

para indicar el trayecto

de las ideas y los cambios.

 

¿En un escondite

de silencios habría

una síncopa intelectual?

Atisbé las madejas

inscritas en otredades

como criptograma envuelto

en urdimbres textuales.

¿Para qué?

 

El logos fastidió mi descendencia

versificada y los astros

demarcaron el sintagma del enigma

porque en la eternidad de lo efímero

navegué las rutas fugitivas

entreveradas con los años,

las fatigas, el peso de los ladrillos

de hojas, de esa libertad insigne

que estalla en la cúspide del conocimiento.

 

Ante los tejidos y fabricaciones

del lenguaje y los idiomas

me quedé absorto un instante,

que fue sorteo de secuencias:

la vista perdida en los minúsculos

caracteres, en las líneas,

en los renglones, pedía

encontrar el sentido

de discursos anteriores

a una espesa nube de personas.

 

Desde la personalidad absuelta

del crimen copista

la escritura subyace

como manantial que brota

del continum del lenguaje.

Los días siguen siendo el instinto

de ubicar pensamientos y obras

que plasman voces en un horizonte

de significaciones. Totalidad textual

la fibra intensa de las letras,

insoportable deseo: averiguar

si otros tuvieron las respuestas

al absoluto torrente de cuestiones

que la vida  y el mundo yerguen ante nosotros.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.