Blogging poetico

Médula furia

Esconde la verdad una tregua

del mundo, una realidad

de nosotros: realización

—si voz candil de caricias—

el inmenso destino apócrifo,

la clandestina esencia —huella

nuestra en el esquivo sopor—

que nuestra identidad esconde.

 

Lontananza: esparces turbios

axiomas eróticos

en mi cuerpo

como el invierno esparce

nieve en los polos.

Me cegues es un adiós

partido como sandía.

Los arrecifes de tu piel

son inaccesibles para mi bucear.

Todo es terrible, libertario,

adherente a la faz de una mirada.

 

Conquista el espejo fidedigno,

un lago y su vapor matutino,

la sonrisa de la luna,

sí lealtad: al enojo eternidad

de los defensores de la Luz.

Post tenebras lux el imán certero

de alientos entreverados.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.