Blogging poético

Fantasma

Hay códigos
de honor
en los que caben
las torcidas
gubias del silencio.

Códigos de silencio

hay
en los que caben
las siniestra
balada de los himnos.

Hay tercios de vidas
que dañan
los momentos
porque su quietud
relincha
emblemas.

Toda la sierra
de nuestros sentimientos

es una fábrica
un motor
un palenque
de recuerdos.

Cansados los segundos
inventaron
narraciones
¿de nosotros
un tris
la conquista
inmensa?
Atisbo cierto
cada ventilación
de memoria.
Átomos adulados
la ruindad
de los axiomas:

destinos.
Siempre mutis
la condena a la silla

de los ejecutados
acaso mitad
de viento
mitad de espuma
mar y ola
soplo en un instante.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .