Diario publico de Romulaizer Pardo

Diario público de Romulaizer Pardo 8

Circa 2007

Deambulo en sentimientos encontrados, que hacen difuso mi estar. Me pierdo en la memoria, naufrago en la espiral del sin sentido evocativo. Porque al final del día me encuentro en una tensión profunda y sólida. Cuando en el año 2007 volví de Sudamérica se vislumbraba una nueva crisis en mi vida, la cual sucedió en 2008. Pero tenía intenciones fuertes de ser escritor, de ser poeta. Al final esos gremios no me han reconocido. Tuve muchos intentos y muchos fracasos.

Oscilar entonces del hacer al ser, de la evocación al presente, es también asomarme a toda una vida previa, a todas unas condiciones y circunstancias, al trauma de la modernidad y el reniego de la postmodernidad. Implica también asumir predilecciones faltas de consecuencia: Habermas, la nula lectura de Marx, la falsificación de una tendencia izquierdista mal orientada, la tradición alemana. Fue el descubrimiento de Ignacio de Luzán lo que me orilló a una crisis epistemológica al leer su Poética . Fue también mi curiosidad y mi desquiciante manera de vivir la que me orilló a ese encierro psiquiátrico y a varios años más de sufrimiento infernal.

Pero también la carga y el peso de la biblioteca de mi madre, con grandes obras literarias no leídas, el peso de acometer empresas literarias, el amedrantamiento del que pude ser víctima en cierto momento, cuando tenía mi blog de Saeki Yamamura, todo fue perfilando los axiomas de mis polos contrarios: euforia-depresión, fracaso-éxito, valor-depreciación, vida-muerte.

Pero en 2010 fue el climax de todo ese proceso que inició en 2002, cuando trabajaba con Mariano Báez en el Taller Miradas Antropológicas del CIESAS. Todo se quebró en una sólida fragmentación dando por resultado la difusión de las esquirlas de mi alma. Se completó también con la adquisición de mi MacBook que se jodió en enero de este 2020. Fue el ímpetu de esa nueva tecnología lo que me hizo emprender el irreverente caso de Coágulo de letras, otro de mis intentos de blog, donde comenzaba a realizar mis ideas de un arte porno, mis memes porno poéticos y todo ese universo que me catapultó a grabarme psicótico y subir el video a Youtube. Mientras mi hermano estaba en Canadá y mi hermana brillaba con su proyecto sobre el episodio guerrillero de mi mamá, El rumor del incendio, yo tronaba. Y tuve que tomar medidas fuertes y radicales para poder asumir un nuevo comienzo bastante tortuoso.

La indisciplina me somete a un ritmo de cosas y memorias que me absorben y me desquician. Lo que sí tengo claro es que desde 2007 me declaré en matrimonio con la escritura. No puedo vivir sin escribir, sea o no reconocido o valorado como escritor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .