Desinstintividad musicalista

Sudamericano 1

En Montevideo, 2007

Un latinoamericanismo me ronda desde pequeño, por influencia materna sobre todo y en varios niveles de la cultura: música, letras, arquitectura, pintura, humanidades, entre otras. Cuando en el año 2007 me embarqué en el viaje a Sudamérica con mi amigo Jerónimo, mi vida comenzaba a inclinarse nuevamente hacia el desorden. Había publicado mis poemas en Hasta agotar la existencia III y había ido a finales de 2006 a La Habana, para presentar un trabajo académico en un Coloquio Internacional de Diálogos por las artes: la relación de la literatura con otras artes.

Organizamos el viaje con Jero y nos dirigimos a Santiago de Chile. Ahí pasamos algunos días, fuimos también a Valparaiso y visitamos las casas de Pablo Neruda. Ahí también rompimos nuestra relación de viaje y yo me encaminé a cruzar los Andes hacia Mendoza.

Mendoza, ciudad de los Enanitos verdes, la banda de Rock, fue impactante para mí. No hice mucho en unos tres días que estuve ahí, pero caminé por el parque San Martín y de ahí nació la portada de mi cuaderno de poemas Reuniones del Milenio que Termina editado por Épica, ahora editorial Fenix, en el año 2009. El parque San Martín me hizo asombrarme de muchas formas y entender por ejemplo la grandeza de este personaje para la historia argentina. En Mendoza estuve pocos días y de ahí me desplacé a San Luis creo, en un periplo poco afortunado rumbo a Buenos Aires.

Lo maravilloso fue el cruce de los Andes nevados, en camión, parando en el puesto de inspección entre Chile y Argentina, con un friazo, tremendo, todo nevado. Llevaba mi cámara digital y pude tomar algunas fotos del paisaje, realmente impresionante.

Los Andes chilenos y argentinos, 2007

Lo más complicado fue llegar a Buenos Aires por tierra, con un pésimo itinerario de viaje y largas distancias que recorrer. En la capital argentina me dió hospedaje Josefina Fernández, una estupenda mujer y antropóloga argentina, conviviendo con su hija Irene y disfrutando de un espacio personal, propio y bastante bien ubicado. Buenos Aires fue una especie de intensidad prófuga. Cerati acaba de sacar su sencillo Crimen y allá me hice de libros viejos, de música, de varias cosas. Conseguí El Zorzal de Axel Kryger, Amor Ventrílocuo de Andrés Ruiz, Ese asunto de la ventana de Lisandro Aristimuño, además de discasos de los Traveling Wilburrys, Yoko Ono, Pescado rabioso, Caetano Veloso y su disco con la banda de su hijo, entre otros materiales musicales.

Una cosa curiosa de la estancia bonaerense fue mi encuentro con el escritor mexicano Rafael Toriz, con quien teníamos algunas cosas en común por aquel entonces: estudios en la Facultad de letras españolas de la Universidad Veracruzana, interés por la literatura de creación, una ex-novia en común, haber crecido en Xalapa, entre otras. Con él platiqué de mi madre y su faceta intelectual, su relación de pareja con el escritor Héctor Aguilar Camín, pero de varios otros temas también. Tiempo después Toriz y yo coincidimos en la casa del Maestro Sergio Pitol en Xalapa, ya cuando él había hecho su maestría. Desde aquel 2007 Toriz se afincó en Argentina desarrollando una bilateralildad cultural en pos de un latinoamericanismo propio también. Distinto del mío, por cierto.

Mi recorrido me llevó a Montevideo también, donde hice un tour turístico del cual no recuerdo mucho, pero lo que sí recuerdo es comer un buen bife antes de partir de vuelta a puerto Madero. El asador del mercado conocía al compositor y músico mexicano Agustín Lara, de lo cual platicamos mientras preparaba mi bife, baratísimo para la oferta gastronómica de ese sitio y de excelente sabor, frescura y textura. El viaje por Montevideo fue interesante porque descubrí esa capital de la Suiza Latinoamericana. Mi foto en este post es tomada ahí. El viaje me ayudó también a comprender las relaciones internacionales y culturales entre Argentina, Uruguay y Brasil. No fui a Foz do Iguaçu, ni atravesémosla a la zona del Paraná, pero comprendí que esa región es inextricablemente un sólido conglomerado multicultural.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .