Fondo de Cultura Económica 1994

Un trabajo sólido, sintético y conciso respecto a las dimensiones que representan el estudio del lenguaje y sus expresiones corporales. Abarca elementos analíticos como la fisognomonía, es decir, el análisis del rostro y de sus expresiones, y la patognomonía, es decir de las pasiones. La propuesta de Guiraud rescata una tradición analítica para mostrar las formas en las que se organiza la expresión de los distintos mecanismos sujetos a la corporeidad. El trabajo rescata también a la kinética, la proxémica y la prosodia, como elementos que dotan de significado las expresiones corporales. Enfatizando un conjunto de saberes respecto por ejemplo a los estados de ánimo, a la expresividad verbal y su acompañamiento de gestualidad y mímica, se trata de un libro sugerente que en sus páginas detalla por ejemplo las formas en las que se expresa los caracteres, la bondad, la maldad, la inteligencia, las preferencias y los recursos en los que interviene la totalidad del cuerpo. Dimensionando las características sígnicas de los rasgos del rostro, del cuerpo en movimiento, de las exclamaciones y demás eventos expresivos, Guiraud articula un camino que concluye en la necesaria revalorización y rescate de la expresividad oral, más que escrita, colocando en escena las dimensiones en las cuales lo corporal es más que un simple medio o conducto, para mostrar que en él se desarrollan expresiones convencionales, usos y formas en que culturalmente se definen los rasgos de dichas expresiones.