Irreverencia poética

Suavidad de síncopa Irreverencia poética

Suele caer el silencio entre nuestros cuerpos
cada vez que inunda el amor
el escondite de la balada turbia del instante.
Nosotros cuando amamos
caemos dentro de una fantasía torpe
porque en nuestras manos
la longitud de las caricias
es infinita. Concluye así el contra galope
demencial de nuestro tacto, suavidad de síncopa,
muchacha ojos de papel
donde se escriben los atardeceres.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .