pixelandia

Vuelta a ningún todo

Aquí pasa el silencio sus horas más inocentes, pasa el ruido sus segundos más fríos. Pasa todo lo que se puede emitir como conducta compartida.
Al fina solo espumea la vida, suelta la rienda de los rincones en las actitudes que construyen mundos.

Tweet from the author Angeles M. Pomata, @ampomata
La sensualidad y la fotografía muestran una complicidad. El voyeurista se sabe solo, observante y meticuloso para no ser descubierto. En un portal de tiempos que trastocan toda forma, observar también es una técnica que trasciende el egoísmo voyeurista. No habría etnografía ni investigación cualitativa sin observación.

Podemos extraviarnos sinceramente, podemos ser incautos, podemos ser inocentes ¿aún? De ninguna manera estamos condenados a orientar nuestras miradas al compositivo destino. Si estamos aquí nada nos asegura estar lejos o cerca de algo o alguien, porque tenemos piel, tenemos olfato, tenemos gusto y vista, porque pensamos. Existimos y expresamos nuestra existencia, somos imanes de seres y objetos, de vibraciones y recuerdos. Nuestros eventos y hechos nos indican la indagación personal, la colectiva es un diálogo inacabado, incesante, fortuito y sereno. Algo se esconde en nosotros como capítulo final, algo decimos y dejamos al nombrar las fases por las que transita nuestra escucha. Estamos así en esta mundo, en esta condensación de expresiones fugitivas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .