Weblog Romulaizer Pardo México Codice Digital

Diario público de Romulaizer Pardo 8

Más que una intuición esporádica y dúctil mi pensar sobre lo escrito confiere una dimensión multiétnica a la escritura. Cuando hablo de multietnicidad es claro en ejemplos mesoamericanos la solidez toponimica náhuatl, con un desarrollo hispano en distintas ciudades durante la edad colonial, y toda una serie de divergencias étnicas en México bajo una estructura de identidad nacional. La escritura en sus fases es también internétnica. La grafía que es lo escrito y el acto de la escritura, recompensan el pensamiento deslíneal donde se expande la interpretación de hechos que son lingüísticos, en su fonética y expresión comunicativa, que son epistémicos, en una diversidad de conocimientos que abarca la creación de la escritura, históricos, en tanto la escritura surge de la mano del desarrollo urbano y la necesidad de registros y memorias sobre actos mercantiles, jurídicos, políticos, líricos, entre otros, además de sociales. En términos sociológicos la escritura remite a una actividad de recrecía, de un conocimiento exclusivo, segmentado, diferenciador de clases, quien escribe, y lee, y quien no. Indago en los diccionarios españoles porque es mi lengua materna, asumiendo que también este segmentación lingüística tiene sus límites. Pero el grieguerismo hispano de la palabra y sufijo -grafía, nos lleva al acto de la escritura, al gráphein que es escribir en griego. En tanto elemento compositivo, gráphein representa una significación lexical de: 1. elem. compos. Significa ‘descripción‘, ‘tratado‘, ‘escritura‘ o ‘representación gráfica‘. Monografíamecanografía.

Lo escrito remite a un registro y una memoria solidificada, pero también, en el caso por ejemplo del texto electrónico, a una referencialidad hypervinculada. Cuando construimos un modelo de análisis y una metodología a partir de aplicaciones digitales, estamos construyendo elaboraciones interpretativas que trascienden el hecho escrito simple. Un ejemplo en donde el alfabetismo y la metodología se unen: construir un modelo de análisis digital a partir de aplicaciones de Google. Con Google se puede tener acceso a libros antiguos, se puede escuchar los distintos idiomas con Google translate, se puede mapear y cartografíar con Google Earth. Emplear estas herramientas en la investigación permite generar resultados que localizan hechos sociales, geográficos, culturales. La interfase de Google Earth por ejemplo permite dar dimensión geográfica a hallazgos librarios y documentales. En esa medida también se puede conocer otros idiomas gracias a Google Translate y su reproducción sonora de frases, párrafos, textos y otras formas escritas en esa aplicación.

Interfase comunicativa de Google Earth, selección de puntos a partir de un proceso de investigación.

Importa en la actividad académica conocer otras lenguas, leer en otros idiomas. El anglocentrismo nos puede ayudar a leer textos que son claves para la comprensión de fenómenos presentes (globalización, esfera pública, internet, entre otros), pero también interesa la lectura de escolaridades francesas, italianas, alemanas, portuguesas, entre otras. El uso de un traductor que permita conocer significados, diferencias semánticas y traducciones importa en la tarea de las humanidades digitales. No es sólo un amplio análisis textual a partir de documentos lo interesante cuando se emprende una investigación humanística e histórica, sino también, y en la medida de lo posible, conocer documentación en idiomas distintos. Cuando realizamos por ejemplo la traducción de un artículo en francés o italiano, estamos accediendo a una parte de esa cultura. Pero también la existencia de escuelas interpretativas en distintos contextos mundiales nos permite tener un conocimiento más cercano a ellas cuando leemos textos en sus idiomas originales. Un ejemplo, el estructuralismo francés, el historicismo alemán, el marxismo ruso, el anarquismo español, entre varios tipos de escuelas.

App de traducción textual

Una herramienta en este sentido es el traductor de Google, el Google Translate, donde se pueden reproducir sonidos en otros idiomas. Esta experiencia fonética y fonológica nos permite acceder al conocimiento de lenguas cercanas o distantes al español, aunque siempre como una instrumentalidad aproximada y con criterios de cierta duda. Sin embargo, el uso de aplicaciones y tecnologías distintas, como las enunciadas arriba, permiten asumir un acercamiento a elementos idiomáticos, culturales, geográficos, entre otros, que acompañan el trabajo de mecanografía y textualdiad en los casos de trabajos académicos profesionales.

Interfase de Google Translate

Estas herramientas digitales permiten realizar un tipo de investigación y escritura que debe plantear los retos de la ínter y la transdisciplina en el quehacer humanístico. En esa medida las complicaciones para el aprendizaje de idiomas, el acceso de aplicaciones profesionales (aunque las herramientas de Google son gratuitas), además del uso de criterios metodológicos complementarios a la simple labor de narración histórica, son susceptibles de ser complementados con el uso de tales herramientas.Se trataría, en cierto modo, descercarnos a otro tipo de descripciones a partir de herramientas digitales que pueden ofrecer la observación mucho más minuciosa de elementos propios de la investigación humana.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .