Romulaizer Pardo México Codice Digital

Historia de los baños

Pienso circunstancialmente en los baños, como elementos de una hitología universal donde habría que colocar también a la escritura, la economía y la división social y sexual del trabajo. El baño sauna ruso, el baño de vapor romano, el baño árabe y el temazcal mexicano representan elaboraciones culturales y civilizatorios suficientes para entablar el sigma paradigmático en la historia del baño. Los baños ostentan condiciones que oscilan entre sus adyacencias culturale.

Otra elaboración cultural de interés y de orden transcontinental es el baño romano. Las termas romanas ostentan una significación cultural condicionante de la clase patricia. En esa medida, ostenta una condición política importante. La distinción de género en los baños es trascendente, pues establece la convivencia del mismo género desnudo en un recinto con fines terapéuticos.

https://es.wikipedia.org/wiki/Termas_romanas

Photo by Burst on Pexels.com
Termas romanas

Otro elemento significativo es el baño de vapor, que instrumenta una sólida intencionalidad y que promueve un estado del ser satisfecho, plácido,. sano, libre de toxinas. El baño de vapor es una instrumentación muy sólida respecto a la tendencia de acomodo de la pulcritud, la disciplina y la constancia cotidiana, no solo en un sentido sanitario sino también propedéutico y sanador. terapéutico.

Photo by Edgar Hernandez on Pexels.com

Vol. 3

El baño árabe

Fue de casa en casa arrastrando dos lingotes metálicos, y todo el mundo se espantó al ver que los calderos, las pailas, las tenazas y los anafes se caían de su sitio, y las maderas crujían por la desesperación de los clavos y los tornillos tratando de desenclavarse, y aun los objetos perdidos desde hacía mucho tiempo aparecían por donde más se les había buscado, hizo una truculenta demostración pública de lo que él mismo llamaba la octava maravilla de los sabios alquimistas de Macedonia.

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Todos los años, por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaba su carpa cerca de la aldea, y con un grande alboroto de pitos y timbales daban a conocer los nuevos inventos. Primero llevaron el imán. Un gitano corpulento, de barba montaraz y manos de gorrión, que se presentó con el nombre de Melquíades.

Photo by eberhard grossgasteiger on Pexels.com

El baño árabe es la otra elaboración donde ubicamos los hitos culturales de la pulcritud, la constancia y la limpieza. No solo en términos sanitarios Odelias acepsia, ni mucho menos, nos interesa resaltar la dimensión de la higiene que se intercepta con las enseñanzas grecolatinas. Importa asumir que el baño y su cultura representa un hito de dimensión civilizadora donde se ha desarrollado el ocio, el esparcimiento, la sociabilidad y el significado de la salubridad. En el hammam se desarrolla para los árabes el ritual del baño que no es unisex como en los casos romanos, sino que incluye la interacción de los sexos en un ambiente de baño.

Finalmente en la historia de los baños vamos a colocar al temazcal mexicano. Interesa observar la necesidad de una purificación mediante medios vaporosos, calientes o de calentamiento del cuerpo, que denotan una intencionalidad por limpieza del cuerpo. En ese sentido habló de pulcritud, limpieza, significado de las prácticas de limpieza con agua caliente del cuerpo humano presente en Rusia, Roma, Arabia y México.

Cartografía de la distribución de los baños: Rusia, Roma, Turquía.

El temazcal es otra elaboración del baño caliente, una forma de responder a la necesaria purificación del cuerpo.

El temazcal asume un horizonte de la higiene colectiva, de la formulación de un cuerpo vivo, pleno, limpio. El temazcal como forma de acceder a la hgiene del cuerpo, a la limpieza corporal, al estado de contémplación existencial nagua. Elaboración también de un concepción donde lo ciclo es efectivo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .