Crear la vida insiste
en el rincón del amor,
crearla sobra
en los escondites
del sol. La enseñanza
conspira indemne
contra el símbolo —mutis—:
¿qué de los sueños
derrumbó el quicio
de la memoria?
Los atardeceres incluyen
constancias de instantes,
instintos caducan siempre
con el atisbo del remanso,
remanso de nadie, soplo
insignificante y narración
contrariada: la luna esgrime
nuestros crecimientos
fugaces y nuestra fugaz
inutilidad del ruido.
Pero dejamos los hechos
en la historia febril del ayer
como acto instaurador
en el maremoto de los saberes.

Photo by Mauru00edcio Mascaro on Pexels.com