Diario publico de Romulaizer Pardo

Diario público de Romulaizer Pardo 11

Una cierta y falaz consciencia latinoamericana se levanta sobre mi vida. No nada más por intuir la cercanía a del recuerdo de los viajes que emprendí hace 13 años y medio a Sudamérica, sino también respecto a comprender ausencias, partidas, oportunidades, retos. El 2007 me vió conocer de cerca Buenos Aires, Santiago, Montevideo. El 2007 me hizo romper con uno de mis grandes amigos y hermanos, aunque después nos reconciliáramos. El 2007 era una inmejorable oportunidad para ir a Chihuahua a ver a Augusto, pero no lo hice. 2007, eso sí, fue un año de música cuando conocí de cerca Ese asunto de la ventana de Lisandro Aristimuño, cuando me tocó el regreso de Soda Stereo, cuando conocí a Ramíro Musoto, el fabuloso disco Opone your box de Yoko Ono, una variada mezcla de tiempos y sonidos más aquel año llegaron a mi vida. ¿Qué hacía yo aquel año 2007? Era un estudiante irregular de la Facultad de Letras Españolas de la Universidad Veracruzana. Creo que fue por ese entonces cuando descubrí La poética de Luzán en la Biblioteca de la Ex-Unidad de Humanidades. No podía vivir, recuerdo, porque no aceptaba mi condición de paciente psiquiátrico, porque no aceptaba que por mi bienestar no debía ingerir alcohol ni drogas. Pero en el año 2007 ya había salido al mundo mi conjunto de poemas de la antología Hasta agotar la existencia Vol. III de la editorial Resistencia. Ya había ido a Cuba, había pasado por La Habana al lado de Héctor por una iniciación congresista internacional. 2007 fue también un año de turbulencia amorosa y de muchos y profundos deterioros emocionales. ¿Qué tiene que ver el 2007 con el presente? Nada, absolutamente nada. Tal vez el simple hecho de haber estado en las casas de Pablo Neruda en Isla Negra, Santiago y Valparaíso, fuera suficiente para que mis intenciones poéticas encontraran algo de retribución. A 13 años y medio de ese viaje hoy sé que mis días están fraguados en otros horizontes y tiempos, en otras búsquedas y en otros afanes. Entiendo y acepto que mis memorias y mis recuerdos, este diario público de Romulaizer Pardo, carecen de relevancia para el presente. Son, eso sí, distemporáneidades, destiempos de otra forma inescrutables y poco fiables.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .