Blogging poético

Un año

La cortina de la memoria
obnubila el silencio
contra el sentido impuesto
de las marañas existenciales.
En su espesura de negros hitos
esta cortina resguarda
luces y caminos, puertas y senderos,
por donde la vida cruzó y sembró
asideros compartidos.
En cuanto surcamos los espejismos
de los recuerdos sentimos y gozamos
como entonces una profunda calma
nos asecha cada instante en quietud.
Por la rendija de la consciencia
nos embeleza un mutismo fértil
pero no de añoranza sino de vida.
Porque en las distintas mareas
de nuestro recordar vuelve a nuestro corazón
el mismo placer y la misma dicha,
el intenso dolor y la fatiga, la sorpresa,
el espacio y el tiempo, las personas.
Y nos convertimos en estrellas
que irradian luz cuando hacemos comunes
nuestros recuerdos y dejamos partir al olvido
hacia el puerto obscurecido de la no existencia.

Photo by Sanaan Mazhar on Pexels.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .