He escrito un mal poema
este día gris y desolado
porque encima de todo
soy humano y mis yerros
son las pistas de mi andar.
He escrito un mal poema
sí, este día, como cualquiera
que hubiera escrito lo de adentro
afuera. He escrito un mal poema
y me ronda la impotencia
de saber que otro día
escribiré versos menos malos
que los de hoy. He escrito un mal poema
pero soy feliz así y asa, soy feliz, soy feliz.