Blogging poético

Las vacuas señales

Lejanas a los distintos espermas
las costas de los silencios
colapsan los escondites del ser.
La espuma de los linderos escribe
lontananzas febriles que se desdibujan
como tiento perdido en la magma sólida
de los espasmos rotos del instinto.
La consabida siesta comulga en nuestro pacífico
tiento porque al final esgrime la faz rotulada
de los miembros ciertos del firmamento.
Como si acaso necesitáramos la faz
audita de los constrictos puños
un halo de firmeza nos define cuando evocamos
silentes las caprichosas cascadas del desconsuelo.
Nos cobija el aliento de los peces en la lúgubre instancia
pero necesitamos algo más que señuelos y voces
porque al final nos escriben las vidas de otras latitudes
y nos embelesan las señales propias del destino.
Como si no fuera suficiente nos empacamos los años
en el arrabal de l desdicha y quedamos truncos como troncos
por la mestiza fórmula de recordar todo el tiempo
la savia firme de la informe cordura que nos atañe.

Photo by Felix Mittermeier on Pexels.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .