Una vez estuve en Guanajuato
una vez y nada más, perdido en mí,
en mi interior extraviado, dolido,
ido, loco y temeroso. Ensombrecido
por el miedo de hablar con una musa
una vez en Guanajuato estuve
y el Quijote presencié, aunque no
lo he leído, pero eso sí, en Guanajuato
estuve una vez, perdido en mí, estuve.

Photo by Vijit Bagh on Pexels.com