Escritura alterna otros autores

Tríptico fotográfico de Rogelio Cruz I. Ciudad de México 2021

Autoretrato-selfie Rogelio Cruz- Fotógrafo-joyero-archivista. Antropólogo social.

Soy Rogelio Cruz, antropólogo social, investigador documental y fotógrafo. Cuento con experiencia en realización fotográfica en diferentes rubros. Fotografía comercial, retrato corporativo, foto deportiva (capoeira, danza, fútbol y atletismo) y de artes escénicas. Hasta hoy continúo estudiando para estar actualizado como fotógrafo, tomando diplomados de fotografía y fotoperiodismo y talleres diversos (foto documental, foto artística, retrato, moda, edición de líneas editoriales, etc.). 

Como antropólogo he creado mi propio proyecto profesional de fotografía documental (Agencia de Investigación Documental y Bibliográfica) en el que he trabajado durante 13 años, realizando fotografía e investigación documental para diferentes proyectos de investigadores académicos de distintas universidades de Estados Unidos, Canadá y México en las áreas de historia, antropología, sociología, arquitectura, medicina y otras. Éstos trabajos de investigación los que he realizado en los Institutos de Investigaciones Estéticas, Históricas, Jurídicas y Antropológicas de la UNAM, en el Archivo General de la Nación de México, el Archivo del Arzobispado de la Ciudad de México, la Biblioteca del Museo Nacional de Antropología, la Hemeroteca Nacional de la UNAM y la Johannes Gutemberg-Universität de Mainz, Alemania, y en otras bibliotecas y centros documentales especializados. Mi principal aportación en este trabajo ha sido para la Huntington Library de San Marino, California, Estados Unidos, bajo la dirección de la Dra. Linda Arnold, Investigadora Emérita del Departament of History Virginia Tech. En este proyecto trabajé casi 5 años. He trabajado como profesional independiente para algunas agencias de fotografía comercial, realizando fotografía de Bienes Inmuebles para empresas de bienes raíces, y retrato corporativo. He colaborado en algunas publicaciones (libros) con algunas fotografías de mi autoría y también he colaborado en una ocasión, como fixer para el The New York Times. 

En cuanto a otras habilidades, de carácter comercial, de negocios y de creatividad, cuento con 22 años trabajando por mi cuenta como artesano calificado en un proyecto de joyería artesanal en frío (Ogúm Ferreiro). Este proyecto me ha dado 22 años de experiencia en la elaboración directa de joyería artesanal (soy artesano productor), ventas, comercialización, publicidad, relaciones públicas, foto de producto, gestión de redes sociales, redacción de textos para publicidad, facturación, cobros, participación y organización de eventos y exposiciones artesanales, viajes a distintos Estados de la República Mexicana, e incluso una estancia en Alemania. 

Redes sociales de Rogelio Cruz

https://www.facebook.com/fotorogelio/

https://www.facebook.com/documentaryresearchagency/

https://www.facebook.com/Ogum-Ferreiro-238502289663536

Una lenta inspección recorriendo sitios urbanos donde yacen espejismos comunes y personajes con historias propias. El andar de las visiones en las que se fraguan los tinos y asideros del registro visual mantienen un enfoque dentro del cual plasmar los efectos propios de rincones frecuentados por el ajetreo convencional, normalizado, por el tic tac ya hoy vuelto numeración digitalizada en tecnologías chinas, japonesas, noruegas, norteamericanas. Pero en el inmiscuirse certero no hay pérdida de tecnologías simples como el corte de cabello y en ese horizonte una peluquera nutre los andamios por los cuales transcurre el recorrer las fronteras de regiones citadinas. Un Ars combinatoria emerge en la diversidad econ´ómica cuando se manifiesta la multiplicidad de la franquicia como cualquier mujer sabe hacerlo desde el descubrimiento del fuego y la agricultura: corte de cabello, peluquería, estética unisex… venta de ropa juvenil… ¿qué otro giro insospechado puede tener esta mujer de cierta edad, con unos años que nos son desconocidos y que traslucen una esforzada maniobra de subsistencia, tenacidad, empeño de transformación y pervivencia en la lontananza de ese enunciado Distrito Federal en la voz y canto de las Hurbanistorias de nuestro extrañado Rockdrigo González que ya este año cumple 36 años de haber sido sepultado por el escombro de esa ciudad de hierro? Este trajín por Iztapalapa, región de tráfico de autopartes, delincuencia, secuestro, marihuana, pulque, escasez de agua y líneas de metro con trágicos desenlaces por fallosas políticas públicas, recuerda en su interior también altares y ofrendas, tiempos florales de memoria y remembranza, de ritualizada ofrenda. Una andar de lentes y vistas, de pasadizos por rincones y tiempos donde otredades facturan los vacíos de muertes, pérdidas, de mujeres, niños, ancianos, hombres, que murieron a destiempo, que vivieron en la orilla y el límite de la voracidad del mercado y del consumo, que bebían Coca Cola y caguamas Corona o Indio o XX Lagger o Superior o Modelo, que le iban al América, a las Chivas, al Necaxa, al Cruz Azul, a los Pumas. Una ofrenda es igual a ese momentum sacro que enaltece, consagra, impulsa, asume el no olvido el no perdón, el no abandono cuando todo ha marchitado la vida y los tiempos por la tragedia de la línea 12, por todas estas tragedias cotidianas y comunes, diarias, segundo a segundo, minuto a minuto, en el tic tac desvencijado entre delincuencia, estrés laboral, abusos sexuales, violencia familiar, desigualdad económica, alcoholismo y drogadicción, mosaico de las urdimbres socioidentitarias del conglomerado urbanístico iztapalense, por no decir mexicano. Y al final, el claro oscuro entre el cosmos y el marco del sol que se ausenta, el país de las sombras y de los muertos, el Mictlán y las figuras hacia el rumbo de la guía de Xólotl que conduce al inframundo. El ocaso, el fin del día, la lente que se reúne nuevamente con la capucha, con el fin de la caminata, con el cierre del conjuro y la callejoneada iztapaleña, con la búsqueda de esta elemental rutina de andar sin rumbo buscando una historia sin buscarla, buscándose a uno mismo sin tener certeza de encontrarse.

1) realiza una breve presentación biográfica 2) escribe tu colaboración 1 a 3 páginas totales, times new roman 12, interlineado libre 3) agrega una imagen a tu colaboración (foto personal o de arte o libro o creación, también puede ser video, entre 1:50 y 3 minutos). 

Todo esto deberá ser enviado en un mismo documento de Word, agregando documento .jpg o .png o .tiff o el formato del archivo visual que acompañe la colaboración. 
Los correos de recepción son: codicebabel@gmail.com y romulaizerpardo@gmail.com

En todo momento la colaboración es libre: reseña de libro, comentario de crítica cultural, ejercicio creativo, vídeo, audio, lista de música, libro en pdf, imagen de arte, artista o personalidad, entre algunas sugerencias. Se pide que en caso de colocar imágenes con referencias históricas y bibliografías éstas sean añadidas. Por ejemplo: Título Autor Editorial Lugar Año edición técnica traductor, entre algunas posibles. 
Publicación de la sección cada sábado, una publicación por semana.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .