Ha espiado luz
nuestro silencio
fragilidad envuelta
como misterio.
Ha irritado
el tiempo
el acento
de un nosotros
cumbre de lo incierto.
Ha ubicado
el sueño
nuestros defectos
como caricia tibia
en la carne del amor
ténue ventisca
nos ha alcanzado
pieza de corazón,
fuga, marea y destino.
De un nosotros
en la cima
de los espejos
ha irradiado energía
el tibio acto de nombrarnos.

Photo by Karolina Grabowska on Pexels.com