Cuan dicho fue destinar
luces hacia esta cruz
luminosidades adiós
sueños, vidas, mutis.
Envejecimiento torpedo
de cariños extraviados
en el silencio de los instantes.
Luchar es decir hacia dentro
gracias por los testimonios
del amor y los momentos
hablando idos al firmamento
del cutis que es un recuerdo
cuando describe el sol nuestra
distancia que dicta eternidades:
una promesa de lunas plenas
como plateados granos de maíz
en la mazorca de tu boca para
señalar el camino a la alegría
de un tiempo nuevo cuando volvamos
a encontrarnos y las sonrisas remolquen
el hoy dolido sentir a la ensenada del amor
que nos inundará, nos plegará y llenará
el corazón y el alma cuando el colibrí
vuele para decirnos que estás nuevamente
entre nosotros. Un retorno y faz
que nos diga y nos conmueva
como hoy nos deja fríos tu ausencia,
un próximo tiempo donde convenga
alzar el copal, el incienso y la mirra
para honrar tu venida y abrazarnos y reir.

Photo by Ruvim on Pexels.com
Anuncio publicitario