Author Archives

Romulaizer Pardo

Cinta negra de Tae Kwon Do retirado (1991-1998), estudiante de antropología social y cultural en la UAM-Iztapalapa (2000-2002) y de lengua y literatura hispánicas en la Universidad Veracruzana (2005-2010). Desertó de estas dos experiencias universitarias para adscribirse el gremio de los historiadores con estudios en la UV (2012-2016).
Actualmente estudiante de posgrado en El Colegio de Michoacán, mantiene una investigación intelectual y cultural entre España y México durante los siglos XVIII al XX.
Bloguero, poeta, novelista, historiador, mantiene un esfuerzo cultural, formativo, educativo y constructivo, dentro de su quehacer letrado y creativo, en su Weblog oficial romulaizerpardo punto com.
En vías de un perfil cultural, escritural y humanista digital.

No image

Asi una torcedura fija su morada. Repentismo: ausencia vendaval, estrías de recuerdos. Un nosotros compartido que inunde. Saltamos a una costa de vivencias. Una quietud columpia en su vals el nombrar las […]

Tu voto:

Vamos a verla

Vendrá como deslumbrar de horizonte el aguijón alfabético: un nosotros sin signo —punto. Mitades de costras nuestros corazones rotos—; torrente una dialéctica fluída, nos escondidos, nos abiertos, todo esculpe la página siniestra. […]

Tu voto:

Papeles

Urgué en las tinieblas de alfabetos y letras para indicar el trayecto de las ideas y los cambios.   ¿En un escondite de silencios habría una síncopa intelectual? Atisbé las madejas inscritas […]

Tu voto:

Los tiempos

Así quedó nuestro amigo pérdido, extraviado..: Nosotros ¿mutilados? Perdimos también. Una cascada de recuerdos e imágenes me ahonda el pensamiento. Muero de fatiga porque me encuentro inmensamente absorto en el vínculo. Algo […]

Tu voto:

Gente

Tenemos la necesidad de reunirnos, de colaborar, de apoyarnos. El individualismo parece más bien una especulación ruín del avance progresista. Nos ciframos en relaciones, nos definimos por los otros. Cada día miles […]

Tu voto:

Juegos

La grupalidad del ser no es sinómino de sociedad. El instinto aristotélico de la imtación es una pésima fórmula para definir las dimensiones escritas en los hombres —¿y las mujeres?—. Si acaso […]

Tu voto: