Cuando no sabes ser hombre

¿Es un eco siempre

la vida o es una imagen

torcedura del ser?

Introyectamos el patriarcado

y el capital, introyectamos

un mundo sin esperanza de cambio.

Siempre ha sido tarde

para mí

en este universo.

¿Dónde existe un aliento

nutriente? Todo es

una persecución inexorable

que me deja vacío…

s

i

e

m

p

r

e

toda la espuma existencial

es el coro insufrible

de las decisiones y fallos

siempre,

el algoritmo virulento

que soy: un pito y dos testículos

enfermos, siempre, tetas operadas,

siempre el dolor de las ausencias.

Aquí había oportunidad para ser una planta

y a cambio de la fama y el éxito hoy soy un buitre

carroñero en el tiempo: extravío a mitad

de una era que termina.

cuandonosabesserunhombre1

 

Micro abucheo autoinducido

En fin, corrompedlo, atadlo, chupadlo, es más, si acaso una vez consigues perpetradlo os daré una vid y un ostión ahumado. Pero a cambio del cambio de fetiches, mercancías y prendas, podéis acurrucaros en un trapiche, bebed entonces la cúspide, soplad, conquistad, arremeted, enchufaros siempre al raquítico espasmo de los años juveniles y saboread los dulces trinos geriátricos. No toda infancia es plácida ni toda placidez es deseo, igual que ningún deseo es alquitrán o mejor aún ningún alquitrán es saludable. Una vez os ví tendidos en los pórticos del silencio, postrados, ahí, lánguidos, como cucharas de plata del siglo de Luis XVI, y acampé silente, también con el ruido de mi alma, en los negros instantes de revelación ignota. Y en toda la cúspide cósmica ¿os habéis preguntado por la lata de salmón ahumado? También es tiento el sigilo de instalar la memoria en los almacenes del espíritu, igual que el Edén está escrito en nosotros y nuestro cuerpo -¿habéis visto un eclipse?- mantiene perfección y distancia siempre en una proporción amena. Instad al universo, corromped la lóbrega sala, averiguad entonces que las mañanas siguen grises en otoño pero una boca, un beso, un cariño, es otra cosa. Contra la muchedumbre de autores, de escritores, de letrados, de pensadores, de filósofos, no os invito a remendar, más bien remendaros  vuestras canas, acomplejad vuestro medio día, saltad al vacío estrepitoso del ¿cómo se llamaba la pintura del museo? Olvidaros entonces del colapso, pero colapsad insensatez, mermad la flota de designios, perpetuad las cristalinas esferas como valijas zurcidas y retazos de pieles suyos engullid. No es más que una fiesta indómita, febril y terca, pero si acaso habéis escuchado al sol gemir una mañana, podéis acurrucaros en el espejo de la lumbrera que os invita al fracaso.

Micro tendinitis verbal

Os conmino, intrigante, a adjudicaros el inicio mismo de la caótica afrenta. Si os atrevéis galopad al circundante foso donde, encima de la cortina mustia, podéis oir el tronar de los mutantes historizados. No es acomplejéis mucho, en cambio, si el viento os acuchilla con ternura, pero si veis un instante entumecido contra el cairel de la eternidad, fumadlo, soplad en su interior, incluso derramad la sangre misma de los insípidos brocolís. Esperad un poco que amaine el calor veraniego y pensad en un viaje por Sudamáerica para visitar las casas de Pablo Neruda. No os sorprendáis demás, toda lengua es un conjunto finito de posibilidades infinitas, es mucho más que el estructuralismo de Jakobson o Barthes o Greimas o peor aún, el estructuralismo mismo de Saussure. Cantad al mar la angustia del ostión, os pido, sean ostiones dentro de su jaula de luz, olvidaros del exterior, concretaros en la marcha de un maratón cinematográfico de Pier Paolo Pasolini. Si acaso una vez creéis que os pido demasiado, aguantad la tempestad y el palo de los clásicos españoles, soportad la lectura de La Bruyere, arremeted a La Fontaine, conquistad a Boileau, pero olvidaros, os solicito, de la cruz de Jesus porque no hay nada peor que pensar en los cuchillos romanos o mejor aún, ahuyentad el espíritu cínico de vuestras mesas y tomad los modales de moda como instrumentaciones plagiarias del desconsuelo. Os pido si hacéis fritagan invitadme, convidadme, dadme un poco de aceite quemado, que sea de maíz y con omega 3. Os pido, no desfallezcáis contra el soporífero flagelo de las películas 3D. ¿Es mucho pediros que reclaméis un espacio para mi en el pináculo de vuestras pantallas?

Amad en castellano/カスティーリャラブ

Amad en castellano

Soltad el silencio
de los mares concretad
el viento del amor
sucumbid al esquivo trance
del amanecer, surcad el aliento
de la mujer que tiñe de rojo el alma.

 

カスティーリャラブ
あなたの沈黙をドロップ
私は海をマテリアライズド
風を愛し
とらえどころのないトランスに屈します
息を夜明け、畝間
女性は赤の魂になります。

Hacia el polvo del mundo/世界のほこり

hojadeluz

Soy una hoja que cayó de un árbol luminoso. En mi descenso conozco las pericias del silencio, pero caigo a un torbellino de indiferencia, aislamiento y terror. Caigo y distingo que la caída es un eco de la inocencia perdida. Extraño la rama de luz donde vivía. Pero no soy más que esa hoja cayendo al polvo del mundo.

私は葉が木から落ちた明るいです。私の家系では、私は沈黙のスキルを知っているが、無関心、分離と恐怖の旋風に分類されます。秋と失われた無実のエコーを区別する分類されます。彼が住んでいた奇妙な光分岐。しかし、私はちょうどその葉は、世界の塵に落下しています。

hojadeluz copia

 

Pastiche de idiomas

メキシコ文学 ポリグラフの利用

彼はかつて彼女を愛していた

私は言葉の間に逃しました

文献は話されないが、

すべての女性は異なっています

私はただのようだ

 

Es eso que me dicen las canciones tristes

los pormenores de la tragedia dicha

enunciación

es más que una fugaz conquista.

El corazón roto

perpetuamente

añorando

como escándalo en Tokio en el año 2002.

Todas las formas del amor son puntiagudas

para penetrar los caminos del corazón.

Ich bin nicht lieben

Ich bin Enttäuschungen

Eine Säure Reise verdreht

In einem elektronischen Musikparty

Sie war mein Engel Mörder

This is just a language pastiche

Я потерял надежду ее найти

Нелюбимая человек, который строит новую жизнь

Powered by Google translate

https://translate.google.com 

Morirás feliz y con metástasis

Tu juventud fue una composición versificada

con torrentes de humo

cantos de amargura y cafeína.

¿La tortura tuya? Un ángel que te ignoró.

Besaste los nombres de la ciudadela del rencor

y te dijeron: no guardes canciones. En vano tu mística

humanidad y fragancia rancia como de burdel, de orfanato,

realmente de caminatas psicóticas en Tokio y alaridos frugales

desde la ventana que encerraba tu fuerza y tu poder. Encierro: tú.

La tonada gris de tu respiración

fue un manso depósito de represión,

cual ruido de trance psicodélico:

cabalgaste los barrios bajos de la ceniza,

los rincones de la humillación y la renuncia a la libertad,

cabalgaste los ductos de un tiempo interior a

todas las vidas pasadas de tus genes, como un apache

en las llanuras de Arizona o como un migrante europeo

por las llanuras acuáticas del Atlántico. ¿Qué más dio

desperdiciar amistades, horas, amor, con la tinta nauseabunda

que mirabas dentro de las flores que tanto significaban?

Lance tu cuerpo el arrojo fatal y su advertencia biológica:

cáncer es tu destino

el signo de tu estirpe

la constancia vigente de tu suicidio historizado.

Morirás feliz y con metástasis

añorando los tiempos tuyos

cuando cazaban bisontes y no había armas de fuego

como añorarás los árboles de maple y el invierno crudo

como el rito de paso de la infancia a la juventud.

Cansada tu casa habitación del alquitrán,

tu hogar, que fue el recinto del odio morado

por la falda morada de tu evasora,

transformará la fuente de vida en una negrura

de pulmones monoxidados, negros,

renegridos como tu cinta negra, pero sin letras amarillas.

Y notarás que tu esperanza

de llegar a ella, no sólo a su falda

sino a sus besos,

se habrá trocado en metástasis

y notarás que ella,

que su recuerdo de falda morada

bailadora

sensual

morena,

su recuerdo de ojos inmensos como la luz,

hermosos como el amanecer,

serán también la tumba de tu presente

de todas tus vidas -la de gitano, la de apache

la de español, la de mexicano, la de sonámbulo-

y todas tus vidas, todos tus genes, todas las señas

de tu muerte prematura

serán la crónica miserable de su imagen

momificada contra el impulso vital.

Y ella será todos los cigarrillos fumados:

los cubanos, los griegos, los americanos, los mexicanos,

los argentinos, los japoneses, los coreanos: todos al unísono.

Al concluir tu aliento, con el grito de su nombre

que fue siempre un misterio en tu camino,

serás feliz con tu garganta podrida y sabrás que ella

la que cambio el rumbo definitivo de tu existencia

te alcanzará en la eternidad con el humo del amor entre sus dedos.

Trashed culture poetic: aunque no sepa decir Ich bin ein Dichter digitaler Papierkorb

Naufragar constante, extravío de lenguas, conocimientos, pérdida del sentido, wikipedia, articulismo, culturalismo, sensacionalismo. Crear como espasmos que brotan de la atmósfera repelente. No, nadie puede hablar alemán sin saber alemán, nadie puede escribir un verso de Quevedo o peor aún ser el Ulises que Joyce imaginó antes de escribir. Snobismo saturante, poeticidad ridícula. Eso, una amalgama de saturaciones precoces como eyaculador temprano pero sin el álgebra infinitesimal de Newton. El residuo es todo, el residuo es la proporción magnificada de los tendones escritos, de los escalones tapados con el abismo de libros que se levantan torpes en este preciso conjunto métrico.

IMG_20130611_143354_1

Transformation above us, every satelite of love, every tongue, every deep long distance call, nothing but this ignorance, mine, always the same girl that I don’t knew. Todo resa falsificaciones, latinismos torpes, falacias, siempre argumentando ninguna solución para la situación. Histeria, periplo rondante de equilibrios paulatinos: https://soundcloud.com/djgeo-d/latch-in-my-hex-tommy-trash-vs-disclosure-geo-d-mash-bootleg 

Asomar los años la tristeza del cuerpo perdido en los atardeceres: pamplinas Ich bin ein Dichter digitaler Papierkorb soy un poeta digital basura I’m a digital trash poet Todo menos el francoparlante anglo rival de los intentos clasicistas con los libertinos y LaFontaine o LaBruyer o Descartes o qué se yo de la monarquía francesa del siglo XVII. Basura: residuos de todos los instantes acumulados en la torpeza de vivir, axioma, virilidad, poética de la cultura, fanfarronería estéril, asunción de la leviprofemaina, osea, nada, verbos languidecentes y obstétrica metronómica. Ramplonismo again, I’m no t a raver, I was only dancing and she was there but I’m not the same boy now. Fucked and raped my ear nothing sounds great. Ich bin ein Dichter digitaler Papierkorb es todo, una anomalía que rebasa los topes existencialistas de la acuífera montaña de senos: pornopoiesis esclerótica y maniaca conducta esperpéntica. Así, como eso, I’m no one but she was the most beautifull dancer, and I liked her and I’m lost, every spring, the same day, the same time, the same full moon. Pero eso, es un residuo, una maraña de esferas torcidas, laberinto de ideas que trasladan en ambulancia el verso de Garcilaso de la Vega que no leí, la traducción de Petrarca que sí leí, el paraíso perdido de Milton, that I’ve started to read but then I’ve stoped. Electronic music as the summer ending whisper time and she and me, the screamer: Alien project, Shiva Shandra, Infected Mushrom, Psy Sex, Talamaska, only trash, trashing de clasical poetic, that from Boileau and Muratori and Luzan and the fucking rave were I had  danced all night and then Ich bin ein Dichter digitaler Papierkorb. Esperaría pensar que es mucho más que una vivencia orgánica, que una experimentación inorgánica, que una actitud de reciclaje: “All forms of entertainment and culture have a sizeable chunk of trash, and it is this chunk that, contrary to common perceptions, is an invaluable addition to the wider aspects of society. Without trash, both authentic and cultural types, there would not be a higher culture with which to compare to lower forms of culture”: https://trashculturejournal.wordpress.com/about-2/

IMG_20130608_230539

And all we must read : http://www.ucpress.edu/book.php?isbn=9780520222236 But we are just a poor mexican pussycat, lees than a mexican young men, less than a singer or a guitar player, less than a mythical called guy: Gay we must exist, but I’m penthasexual: animals, females, males, transgender and spirits, always, nothing, arrising, every spring, ella, ahí, conjuntamente, la luna, el mar olvidado. Todo, esta porcina ración de tocino: my happy pork tales and we are nothing but a kind of trascendental experiment. Reciclar es como acaparar la atención de alguien y saber que todo es una falacia arquitectónica: eco nomos antro nomos metro nomos crono nomos logo nomos nomos nomos nomos nomos, como en el señor de los anillos, no, de Tolkien, no mejor aún, como los pitufos, no mejor aún, Winnie Poo, everything is going to be loved again, loved and shined and sold every single end of the year. All around Ich bin ein Dichter digitaler Papierkorb. Soporte poética teórica lengua, versificación arbustea como los arbusto de Harvard o de Oxford o peor aún, como los arbustos que no existen más en Campos Eliseos, no sé, los jardines de Luis XIV, todo, todo todo todo, ese caos que es la residualidad pretérita. http://es.wikipedia.org/wiki/Basura

Totalidad espermática desde el eco que trasmuta la desolación personal y el imantado Ich bin ein Dichter digitaler Papierkorb Soy un poeta digital basura I’m a digital trash poet…

 

Eso es una forma de rebobinar el ácido de hace 13 años…