El ramo

Verano escrito

sentir. Aroma

nuestro recurrir

al abrigo de las flores.

De realidades accesibles

Si atmósferas nutren

silbidos y llantos, nosotros,

infancia y andar, soplamos

surcos poéticos a la hondonada

del vivir y renegamos al silencio.

Fugitivos indagamos estructuras acuosas

que rigen nuestro cuerpo al infinito.

fuente_tecajetes_2016

Vestir el humo 

De ninguna ignición 

suponer asteroides.

El haz de luz contra el humo

vista del polvo en un cuarto

documentando la física.

Micro poesía 34

El beso coge

del silencio

la forma

y enciende dentro

el ruidoso universo

mutuo del amor.

Poetuits de Livia Díaz editado por La Cosa Escrita una contribución a la poesía mínima

IMG_0176

Una apuesta a la reflexividad poética desde el quehacer cotidiano entrega este librito de la colección Postal editada por la joven editorial La Cosa Escrita. El trabajo comprende poemas mínimos de un proyecto comunicativo vía redes sociales, cuyos rasgos absorben al lector y desmantelan de golpe el flujo de la consciencia mustia o burguesa, emblemática de las artes, la cultura y el pensamiento. Sin ir lejos en el aliento, la micropoesía de Livia Díaz nos acomete en una singularidad estilizada como aforismos, donde el deambular pasajes vitales, accidentadas escenas o reflexiones impactantes, por crudas, verdaderas y certeras, nos induce a una ágil confección literaria y a un universo que oscila de lo íntimo a lo público y de lo hostil a lo esperanzado. Las escasas páginas no escasean en su búsqueda poética, dignificando la estética verbal que trasciende la solemnidad e irradia destellos de impulsos creativos excelentemente planteados, construidos y expresados. ¿Dónde encontrar esta apuesta a la micro poesía? Sus motivos se encuentran en el día a día de una escritora y periodista que desde el escenario veracruzano nos invita a indagar en sus letras y expresiones. La reseña, por obvias razones mínima, no puede dejar de lado que existen en estas páginas tópicos políticos, oníricos, honoríficos, periodísticos, generacionales e identitarios, que van haciendo una definición, por lo demás breve aunque concisa, de un cuadro de mosaicos donde la ciudad y el viento, la barbarie y el ser poeta, entre otras instancias, quedan definidos como las aristas del cubo del cosmos que Livia comparte.

IMG_0177

La aventura de leerlo es amena y breve, sin dejar de ser profunda, y sacude, como ola de mar en la playa, para dotar de una significación especial dos hechos aparentemente triviales: una tuitera que rescata de su timeline los tuits escritos bajo el hashtag #LaPoesiaNoSeVende frente a lo abigarrado comunicativo de la red social y este rescate particularizado, y el hecho de regalarnos una pieza que invita a leerse como un horizonte abierto donde el paisaje notorio amerita el detenimiento.

Gracias al trabajo de Marcos Merino y la editorial La Cosa Escrita, tenemos en nuestras manos el trabajo de micro poesía de Livia Díaz que como recomendación de lectura que ahora comparto con mi auditorio.

IMG_0178

Uno de los poetuits de Livia Díaz

IMG_0179

Otro Poetuit de Livia Diaz

 

Conclusiva

Desparramar la vida

entre calles y esquinas

con la silueta desvencijada

por alientos fortuitos

es trepar a la cúspide del día

sabiendo que la tormenta primaveral

aguarda nuestra esencia vital para mojar

el acto mismo de testificar los ciclos terrenales.

Serie Neo Micro Poiesis Micro Poesía a.3.r

Error el estado contra

atacando el ser y la

cima de la existencia

rota como espejo

fortuna grisácea

lápida de libros no leídos.

Axioma inherente al adiós.

Gutural

Crujía la voz,

designio interno,

palpar el alma,

correr, hacia la faz

del rostro dúctil

del objeto del deseo.

Definición

Definíamos

una tarde

los rostros

prófugos

de la ternura.

Locomoción

Circular tono

de sílaba, do,

acorde y fenotipo,

como el amor

cuando es primavera.

Microencriptación augural

Hacer los rostros

símbolos, señal de vida,

directa alusión

al tronar de las nubes.

Diminuto versificado en Do menor

Contrabajo silencio

figuras empolvadas

polvo carmesí si

desprecio, hacen

luces en el cielo,

si camino recto,

dicen amor, lo siento.

 

Micro espacio ingrávido

Hacían los años

un nido, una amalgama

tejían las vivencias,

cada vez escrita dentro.

Y las estrellas eran

piezas de un corazón enamorado.

Micro nada

Así

es

esto

del

abandono

existir

contra

toda

máquina

de

gas.

Silencio.

Nanopedia

¿Toda infancia

es absoluta e inmensa?

Finalmente

toda infancia

es sonrisas.

Soplar el polvo del camino

Estar con la mirada anclada

en el estante del recuerdo

es contraer nupcias con el silencio

porque todos sabemos que hay

presencias que resguardan nuestro aliento.

Neo Micro Poiesis 3.c Serie de Micro Poesía

Refulge en el prisma del amor

la luz de la eternidad

que eres en el fondo

de mis sentimientos.

Eco de armario

La faz empolvada

de tu memoria

camina en la cornisa

de la melancolía

preso yo de ti

somos el beso de 1953.

Sensación

Un algo
que se va
porque vino
y dejó huella.
Así las vivencias y las cosas.
Nosotros a mitad de todo.
El universo que nos atraviesa.

Mitades

Mitad existencia
mitad olvido
mitad canción
mitad silencio
mitad nosotros
mitad beso
mitad la vida
mitad la noche nuestra.

Neo micro poiesis 1.c Micro poesía

¿Recordamos nuestra piel

como hecha de sueños

o construimos nuestro tacto

como hecho de caricias?

Somos

Las caricias son prismas.
Dentro de universo palpitamos.
Somos una cabalgata
en el prado del otoño.
Sonreímos y existe un ápice
de fulgor: nuestro torbellino
de alientos conjuntados.

Neo Micro Poiesis 1.b Micro poesía

Olvidas con el sol

las mareas del silencio

como la hoja al viento olvida

la raíz que sostuvo su vida.